Princesa del Cielo

Mi foto
Asunción, Paraguay
Hola, soy una amante del chocolate y de la lectura paranormal. Me gusta leer, escribir e introducirme a los diferentes y fascinantes mundos que existen dentro de los libros.
Curiosidades (14) Ejecutora (16) Nimue (4) Photoshop (10) Premios (20) ROLL (24) Sharon (16)

martes, 26 de abril de 2011

Princesa Oscura

Video para Princesa Oscura
Puedes entrar en mi Reino
Si eso es lo que en verdad
Deseas
...............
Espero les guste...
besos...

sábado, 23 de abril de 2011

El Reflejo de la Luna II Parte 3


Saron III

En este momento quisiera llorar por las cosas que he perdido en mi vida… pero de nada me serviría. Decisiones, decisiones… de ninguna me arrepiento, después de todo cada una me ha enseñado una lección.

—Que nada es eterno…en nunca confiar…y jamás entregar mí corazón… Son duras lecciones; lo admito, pero las he aprendido. 

Pero ¿Qué pasaría si alguien lograra atravesar esas barreras? Espero, nunca llegue ese día.  
Porque seguramente me destruirá...
________________________________________

Sharon estaba asomada en el borde de la cascada… mirando cómo caía el agua a raudales.
Le encantaba observar la naturaleza, sobre todo cuando estaba inquieta; era también la mayor diversión que tenía. Era como adentrarse en otro mundo, uno donde solo se encontraba ella…sin límites… podía imaginar cualquier cosa que deseara y solo ser ella.

Pero hoy, no encontró la calma habitual que encontraba en sus paseos. Había otras cosas rondando dentro su cabeza, como que… ya habían pasado, más de unas tres semanas desde que vio a Alexander.  Y desde ese día su tío estaba más callado de lo normal. Eso le preocupaba también…

Cuando llego a casa  después de su accidentado encuentro con Alexander; se debatió en si decírselo a su tío o no, pero finalmente se lo dijo.  

Su reacción fue y no fue la esperada. 

Por una parte se sintió enfadado e incluso molesto. Pero después,  la miro y abrazo, le dijo que no confiara en esas criaturas… Que no quería que acabara como su madre… que la amaba, como si fuera su propia hija y no quería que resultara herida. Pero eso fue todo…

Cosa que le sorprendió. Sobre todo… porque después de lo alterado que estaba, solo dijo:

— No confíes en ellos…—esas fueron las palabras de su tío y lo dijo con una mirada tan fiera en sus ojos. Nunca lo había visto así…pero eso fue todo. Sharon sintió en su corazón, que su tío la encerraría si pudiera en una caja y que le prohibiría todo contacto con la otra mitad de su especie.
Pero tal vez creía que si se lo prohibía ¿ella lo haría de todos modos? No imposible, ella le haría caso a lo que decía su tío. O eso cría. Fuese verdad o no, ella no sabía precisar en ese instante, cual sería su reacción. 

Se llevo las manos en la trenza y comenzó a jugar con su pelo…un gesto nervioso. Y siguió reflexionando sobre todo lo que ocurrió el día, en que vio a Alexander. 

Un largo suspiro salió de sus labios, mientras meditaba… “No podían mudarse ahora, no habían ahorrado lo suficiente aun. Además, no es como si no pudiesen escapar de un vampiro ¿Pero quien decía que estaba solo? Eso no lo sabía con toda seguridad” Bueno, y aunque estuviera solo…  que quería Alexander de ella. 

Y otra cosa; no estaba tan segura de la habilidad de los vampiros. Nunca había tenido contacto con uno, no antes de Alexander y el era humano cuando lo conoció…
 
“¿Las habilidades que poseían no eran muy desconocidas para ella verdad?” se pregunto “Hm… Mas o menos” reflexiono. Las que ella poseía, eran sorprendentes… no podía imaginar cómo serían los de uno, que fuera totalmente vampiro…

Sintió que el aire que la rodeaba se electrifico. Pequeños relámpagos se formaron en torno a ella. Se escabullían por entre sus pies y la rodeaban. 

Se impulsaban como ondas en el agua; fuera y dentro en un círculo en torno a ella… Cuando lo percibió, cerró los ojos y alzo su rostro hacia el cielo abriéndolos nuevamente. Para calmarse, concentro sus pensamientos en el radiante y cálido sol que le baño el rostro delicadamente y en las nubes del Cielo, había muchas ese día.

Se recostó ahí mismo sobre las rocas. Ya estaba casi sentada así que lo hizo lentamente. Concentro la energía que salía de su cuerpo y la domino rápidamente. No fue mucho problema, controlarlo era como respirar… tan fácil, como cerrar una puerta dentro de ella… lo pensaba y listo. 

Esto no le pasaba siempre, solo a veces  cuando sentía inquietud y no prestaba atención. Había descubierto que su cuerpo desprendía una gran cantidad de energía y que incluso alteraba un poco su apariencia. 

El  habitual color ámbar pálido de sus ojos, era suplantado por uno dorado… como el del oro fundido. Cerró los ojos ya que el color de ellos había vuelto a su tono normal. 

Y volvió a pensar en el. “No sabía qué hacer ¿Alexander no volvería? ¿Por qué se presento ante ella; si no la buscaría otra vez? ¿Solo fue una coincidencia…? ¿Qué debía pensar?”

Estaba confundida respecto a los sentimientos que tenia por Alexander.

“¿Seriamente quería verlo de nuevo? No. Si. Ya no lo tenía claro. Después de todo fue su primer amigo, pero era humano entonces ¿cambiaria eso algo?  Le gustaba su forma de ser. A aparte de lo que ahora era ¿Había cambiado en algo después de estos años?”

“Por qué era un vampiro ahora… ¿cierto? Si. Lo era y no es como si hubiesen pasado muchos tampoco ¿verdad?” Pero no había dudas en ella, en que él, era otra cosa ahora.

“¿Cómo le paso?” Sacudió la cabeza despejándose de todos los pensamientos que tenía… eran inútiles. 

Era como querer sostener la luna… mientras esta se reflejaba en el lago… podría llegar hasta ella pero no la tendría en sus manos. 

Era solo un reflejo, una ilusión. 

Y ella quería recibir respuestas reales, no del  Alexander que su mente podía especular o imaginar. Eso provoco otro suspiro de cansancio. Trato de ya no pensar en él y coloco los pies en el agua al borde de la cascada. 

El agua ahí abajo era profunda, como para sumergirse…cavilo esa idea; y no hacia frió o al menos no para ella. Reviso el área con sus sentidos y no hallo nada, salvo unos animales a unos cuantos kilómetros y aves sobrevolando el lugar. 

Eso lo decidió. Se quito el vestido y se quedo con en ropa interior, que eran según ella como una segunda ropa. Miro hacia abajo una vez y se lanzo al vacio, sumergiéndose en el profundo y calmante abrazo de las aguas.
_______________________________________

Alexander se encontró intranquilo, algo preocupado. Hoy  podría encontrarse de nuevo con Sharon. Así que fue a su casa, solo siguiendo un rastro y su aroma. 

Suspiro con nostalgia al recordar eso. Olía como a rosas, al vino más delicado que existía. Pero no la hallo “¿En dónde podría estar?” se pregunto, mientras recorría los alrededores de la casa. 

Entonces recordó que a Sharon le encantaba pasear por el bosque sola. Al rememorar eso pensó en la vez en que la conoció y le había preguntado si estaba pérdida… eh incluso, que el lugar donde se encontraban era peligroso, sin imaginarse que el ser más peligroso ese día, en aquel lugar era ella, con su doble naturaleza.

Cuando la vio ese día, pensó que nunca había visto una criatura más hermosa en toda su vida.
Se movía con mucha gracia, aun cuando en un primer momento solo vio la mitad de su cuerpo, ya que se hallaba tras un árbol… y después de eso, le embargo la vergüenza… porque le había apuntado con el arco. 

Debió haberle parecido sospechoso que ella no mostrara miedo, pero no fue así. Lo único que podía ver eran sus ojos…  y que estos estaban posados en el, concentrados en el. 

“Era como una ninfa del bosque, un hada…” sonrió para sí mismo por lo que había pensado en un primer momento. 

Lo extraño es que lo único que recordaba de su vida humana era a ella. Porque no recordaba el rostro de quien lo convirtió. 

Cuando empezó a pensar como algo más que un animal; con sed de sangre, solo recordaba a Michael y que este le ayudo. Le dijo que lo encontró en un estado lamentable que era muy descuidado, que estaba perdido pero que le ayudaría a controlar su naturaleza… y el, había accedido a ello.

Camino un poco mas pensando en muchas cosas, no sabía por qué ahora empezaba a traer a colación esos recuerdos. Tal vez solo fuera porque había visto Sharon de nuevo. 

Se veía igual que cuando la conoció. No había cambiado nada. Aun lo deslumbraba con su belleza, con el sonido de su voz… el convertirse en un vampiro solo había amplificado sus sentidos y también el fuerte sentimiento que lo embargaba cada vez que la veía.

El sabía que la amaba, pero nunca se lo dijo… ¿Temor al rechazo, tal vez? Si, fue eso en un primer momento, no se creyó digno de ella, y tampoco que lo aceptaría, pero ahora tenía una perspectiva diferente de todo “¿Qué había cambiado?” No lo sabía, pero ahora era como ella, bueno más o menos. 

Ella era única y Michael le dijo lo mismo. Le conto toda la historia que vivió, le dijo que había estado protegiéndola, pero sin que ella se enterara de nada, que temía al rechazo que ella pudiera tener hacia él, por haber abandonado a su madre. Michael le dijo que cuando conoció a la madre de Sharon ya no era humano, y debía alejarse de ella o le traería problemas.

 Jamás la hubiera abandonado de otro modo. Incluso que la hubiera convertido. Y por último, le confesó que estaba enterado de su amistad con Sharon, es decir; cuando era todavía humano… y que por eso principalmente lo ayudo…

El hilo de sus pensamientos se corto de pronto al notar el rastro de ese suave aroma, tan peculiar que se quedo había quedado grabado en sus sentidos, en el mismo instante en que la vio.

“Esta vez no dejare que huyas. Te lo contare todo. Deja que me acerque; Sharon. Por favor…”  fue lo último que pensó cuando emprendió el camino para encontrarse con ella.

Un Premio Especial : El Regreso....

Gael y Keled se acercan a la tarima. Gael sostiene el microfono con la mano derecha mientras a su izquierda keled tiene un capeta con el discurso del Dia.

-Bueno, con lo que paso ayer nuestras creadora ha decidido dar la oportunidad al genero masculino para la entrega de los premios del Día de Hoy- se aclara la garganta -Carpeta keled...

-No soy tu sirviente...con cuidado Gael...-contesta y le entrega la carpeta con una mirada que da miedo...mirada que Gael ignora, y devuelve con una sonrisa...

Se encoge de hombros y toma la carpeta la abre y lee. keled se va a sentar con l@s demas

-bueno este es el segundo premio que recibe el blog de mi señora...este premio se nos fue otorgado por Bell Ska, o mia...-se detiene mira al publico y luego hacia atras y pregunta-¿leo esto?

-Si... adelante le dice Xil- quien no quiere escichar escusas...Gael lo mira, se encoge de hombros y continua leyendo...- Es de Ska o Mia, la mas famosa asesina mata alfas miembro del grupo terrorista, alfas fuera...-Gael enarca una ceja y rie bajito....y susurra: - alfas fuera- y sacude la cabeza.

 -Bien la cadena de este premio es el mismo; El Premio tiene Fecha de Caducidad, y con la sutil diferencia que nuestra señora lo enviara a tres personas y el siguiente debe enviarselo a dos...

-Los Blogs nominados son :

 Pasion Desvelada: Es un premio para Valnelia, la que siempre me ha tenido paciencia y me ha enseñado muchas cosas...que corrige mis escritos y me señala mis errores de forma que puedo corregirlos...y por que es una persona que se ha convertido en una de mis mejores amigas....pero claro me he despertado hoy y aun no esta mi capitulo cuatro..te lo paso pero espero este pronto ahora solo disfruta tu premio...pero rapido que tienes que escribir...risa maligna inspiradora...

Oscura Morada: Para savy que dice que soy simpatica. Me encantan sus historias...y ella es otra de mis amigas... que me ayudo a modificar mi enlace.... la que me permitira quedarme con abaven y levy porque si no....-Gael gira -No leere esto....Bueno en resumen no te agradara.... y tmbien pone risa maligna de inspiradora profesional-Gael termina esto con una sonrisa muy divertida...

La Hora Sexta : Este es para Kramer que me ha regalado a Seth .....su historia realmente es muy buena espero que siga escribiendo lo que falta de la novela por que quiero leerlo, tambien risa maligna isnpiradora para ti...

-Bueno eso es todo Agradecimientos a todas las chicas de los foros por su amistad y paciencia .
Besos.. y ya saben bocaditos a la derecha: 



viernes, 22 de abril de 2011

Noticias

Bueno ya he actualizado las paginas de Reflejo de la Luna, Perfiles y una nueva seccion el Roll aqui pueden comentar ya que en las paginas no hay para comentarlas.
O_O

Eso es todo besitos y abrazos....

Un Premio Especial

Neiglo se levanta de la silla del auditorio....indica a Sharon como maestra de Ceremonias....esta protesta.... y maldice a todo el mundo.

Neiglo se limita a encogerse de hombros y apuntar a arriba...como diciendo ordenes superiores...

"Maldicion" fue lo que exclamo Sharon.

Nimue, Iris, Ross y los demas se sientan en el palco especial...preparandose para la entrega del premio...

Sharon se acerca a la tarima con cara de querer matar a alguien...y dice:

-Hola a todos...hoy es un dia muy importante para el blog....- mientras habla sostiene un papel con las palabras decir....-Nuestra creadora agradece de todo corazón a Savy por este presente... esta tambien es su primera vez recibiendo un regalo- "que dulce, entonces por que no habla ella" piensa sharon -Y como indica el premio es uno que lleva fecha de caducidad...En donde nuestra creadora debe darselo a cuatro personas y las que lo reciban deben darselo a tres personas más.... y por ultimo gracias por venir a esta entrega...los que no son elgidos... ahora, tal vez, lo sean en un fututo...tal...vez...tal vez...

- SHARON-se escucha un grito detras de ella...

-bueno, esta bien...ya dire quienes son....que lata dan...-dijo entre divertida e irritada...- El premio Mi Blog favorito es...:

-Pasion Desvelada -sharon coge una hoja que le pasaron desde atras- este es el blog de Valnelia...la lider de las ejecutoras....a la cual le estoy muy agradecida por enseñarme como escribir y por su paciencia...ah...y tambien quiero recordarle que debe terminar el capi cuatro por que quiere saber que pasara con la dulce Nel..

-Oscura Morada: -sharon recibe otro papelito con palabras para decir- este es el blog de savy, quien nos ha otorgaod este premio...que puedo decir de ella es una gran, gran amiga....que me ha encantado con todas sus historias y me ha hecho reir...sobre todo cuando leyo eso que le dijeron a belci jamas se lo sacara de la cabeza . Como tambien que seas buena y no le digas a abaven que me olvido de su nombre....y por que levy es tambien mio

-Para Karitha: aunque no tengas un blog te lo doy; porque eres muy linda conmigo y siempre esta conmigo... y me hace reir y nos metemos en problemas juntos...aunque no veo el dia en que me de el permiso para encargarme de tenshi que ahora es nuestro principal rival...hmp....que cosas...

- Misticos Secretos: -esta vez sharon voltea y arranca de las manos de nimue el papel  y le dice que se vaya, esta hace un puchero y se va a sentar- este es para ska, mia...que aunque sospecho aun que ha matado al alfa...por que si...aun lo sospecho es siempre muy alegre..y trata de separar a vanne y a leny para que no se maten. y que comienza en el mundo del blog igual que yo...mucha suerte, me encanta como escribes tambien... y tu historia ambar realmente me encanto..

Neiglo se levanta y se acerca a la tarima con el microfono..: bueno espero haberlo hecho bien...tambien quiero agradecer a las chicas de todos los foros en los que estoy que me han ayudado a crecer en cuanto a la tecnica para escribir y siempre apoyarme...Gracias y besos...

Ah..y encontraran los bocaditos en las esquina derecha del blog.... 

El Reflejo de la Luna II Parte 2

Sharon II

— ¿Que es el tiempo para tí?

—El tiempo, es un concepto extraño…

________________________________________
Sharon corrió sin detenerse, luego de haber lanzado a Alexander lejos de ella. No quiso hacerlo, pero su instinto fue más fuerte que su razón. Nada tenía sentido en ese instante…solo que debía salir de ahí.

Ya habían pasado unos minutos desde que sucedió aquello y poco a poco la sensación de euforia mezclada con medio; que la hizo reaccionar precipitadamente, desapareció.

Miles de cosas pasaron por su mente, pero ninguna de ellas, pudo explicarle lo que sucedió.

Alexander, el único humano que llego a ser su amigo, se había presentado frente a ella siendo otra persona o más bien otra cosa. La había salvado de ese idiota, aunque claro ya había estado a punto de deshacerse del él, ella misma.

Toda esa mezcla de sentimientos se atenuaron gradualmente, incluso mientras corría…así que fue cada vez más lento, hasta que finalmente se detuvo junto a un gran árbol y se recostó a los pies del mismo, solo así... de pronto y se quedo quieta… reflexionando sobre todo. Ahora que ya no se movía, trataba de calmarse y pensar.

No se dio cuenta que podría manchar su vestido, ni nada de lo que había a su alrededor.

Aunque su agitación había pasado, aun estaba aturdida. Respiro varias veces antes de fijarse en donde se encontraba. No reconoció rápido en lugar…pero después de unos segundos más; lo hizo, se encontraba a unos 20 metros de la casa.

Quería correr en su habitación y quedarse ahí… como cuando era pequeña y algo no le gustaba. Pero ella ya no era una niña tenía diez y siete años, ya era mayor debía enfrentar sus problemas, tal y como le decía su tío, siempre que se enfurruñaba por cosas que no le agradaban, como mudarse cada rato, esconderse… estaba hasta el cuello de todo eso.

“¿Quiénes eran los humanos para dictar lo que era normal o no?” Ella podría aplastarlos si realmente quisiera; pero no quería, después de todo ella también era humana ¿verdad? Bueno; media humana… lo que sea, comportarse normal era irritante.

Pero se estaba desviando del tema… y del punto central del día… Alexander “¿Qué rayos le paso? ¿Por qué se veía distinto?” pensaba, mientras repaso todo lo que había sucedido.

Recordó el aspecto de Alexander en su mente, la piel tan blanca como la luna misma… con los movimientos de un depredador, y sabia como eran porque ella misma se movía de esa forma a veces; con movimientos calmos y metódicos, con un rostro que no dejaba traslucir nada de lo pensaba.

Y sus ojos… estos eran rojos… como la sangre, y así una idea le vino a la mente. A caso Alexander ¿se había convertido en un vampiro? No imposible… tan pronto como lo dijo; supo que no era cierto, claro que era posible, pero si era así…

“¿Cuándo fue? Y ¿Quién lo convirtió? Y lo más importante ¿Por qué venía a ella, después de tantos años?” Una y otra vez ideas y conclusiones pasaron por su mente pero ninguna la complació. Si se encontraba de nuevo con Alexander… no huiría.

Le preguntaría las cosas, no podía quedarse con la incertidumbre, esa actitud no era la suya, no era la actitud de una Walker.
________________________________________

Alexander se encontraba sentado en una silla, en la habitación que le había dado el maestro para reposar. Se encontraba algo furioso y desconcertado por la reacción de Sharon. Su temperamento después de la conversión era muy fuerte, sentía muchas cosas y tan ferozmente que a veces no se controlaba.

Le había tomado; según el maestro, menos tiempo que un neófito normal adaptarse, pudo reflexionar y reaccionar tal solo a año y medio de ser convertido. Tardo dos años después de eso en volver a ser el mismo o al menos algo parecido a lo que era su personalidad. Pero aun así su carácter era algo volátil a veces.

El maestro lo ayudaba a controlarse cuando eso sucedía, tenía mucho poder. Y adoraba el poder, le gustaba… por eso lo seguía… bueno por eso y…

—El niñito se siente… ¿frustrado? —dijo una voz detrás de él. Alexander volteo la cabeza, aunque no era necesario. Sabía quién era el bastardo, solo vino aquí para molestarlo por lo que sucedió hoy.

“Maldición, no estaba de humor para escucharlo” Pero claro el muy infeliz no se marcharía y dejaría las cosas en paz y lo que dijo a continuación solo probaba lo que él ya sabía.

— ¿No tienes nada que decir?—dijo atravesando el espacio que lo separaba de la cama a la puerta ¿Qué porque había una cama, si no la utilizaban? Pues la respuesta es simple, ya estaba ahí cuando consiguieron la casa… —La dejaste escapar…—incito el vampiro…mientras se recostaba en la cama—Sabia que lo harías… —continuo pero esta vez imito un suspiro cansado. Luego sus ojos parecieron emitir un brillo calculador frío y lo siguiente que dijo, hizo que una furia le recorriera todo el cuerpo —El maestro debió dejármela a mí… y

No lo dejo terminar la frase… lo atrapo del cuello y lo tiro contra el suelo estampándolo ahí con toda su fuerza… los ojos de Alexander dejaban entrever toda la cólera que le había producido la idea.

—No te acerques a ella… nunca…me entiendes —logro decir a través los dientes apretados.
En eso el hombre que lo había detenido en el prado apareció de nuevo. Paso a través de la habitación y sin siquiera tocarlos o decir una palabra fueron separados por una fuerza a la que no podían hacerle frente.

—Niños…niños… no peleen… —pronuncio esas palabras con un deje de diversión y algo de enfado ya que no le gustaba que pelearan entre ellos —Alexander ya te lo dije… tú te encargaras de mi querida hija, y nuestro querido amigo Jericó, no se acercara a ella —y dijo esto con una mirada firme, que no admitía discusión. No necesitaba lanzar una mirada dura o de terror… ellos lo sabían.

El maestro podría acabar con ellos en un parpadeo — ¿Les ha quedado claro las reglas del juego?
—Si, Michael —dijeron ambos luego de inclinar la cabeza ante él.

Después se miraron uno al otro en claro desafió nuevamente… por lo cual Michael agrego:

—Y nada de peleas, me aburre realmente tener que separarlos…ahora Jericó, vete de la habitación de Alexander, deseo hablar con él…sobre mi hija…

Jericó asintió y salió del cuarto, no muy contento y cerrando la puerta detrás de él.

martes, 19 de abril de 2011

El Reflejo de la Luna II Parte 1



— ¿Qué piensas… que se sentiría, ser la luna?
— ¿Por qué me lo preguntas?
— No lo sé…
—Sabes, a veces haces preguntas extrañas…hija.
— ¿Si...? Pero sabes tío, yo creo que si fuera la luna, me sentiría triste.
— Ah… ¿sí? Y ¿por qué?
—Porque ella está sola allá arriba —cuando terminó de decirlo, su tío se acerco y la abrazó.
Y adivinando el motivo de sus pensamientos y de la pregunta.
—Tú nunca estarás sola —le susurro y luego agrego — Mi niña, yo siempre estaré a tu lado.

Mentiras, mentiras…
Y ahora lo sabía…
Nunca nada, es para siempre…

_________________________________________________

Sharon retrocedió unos pasos, alternando del ahora inconsciente hombre a Alexander.

No podía creer lo que sus ojos estaban viendo… justo frente a ella.

—Sharon…— dijo rompiendo el silencio que se estableció entre ellos…y al ver que ella no contestaba, repitió su nombre—Sharon…

— ¿Alexander…? ¿Eres tú?

—Por supuesto que soy yo…—contesto rápidamente con una voz clara y pura haciendo un amago de acercarse—Mírame….soy…

No…— dijo pronuncio en un siseo apagado, el miedo la invadió por unos instantes y lo ataco…utilizo su poder para lanzarlo lejos…fue inconsciente, así que no pudo evitarlo.

Él se acerco, pareciendo una amenaza… y ella lo ataco.

Alexander fue golpeado por lo que pareció una esfera de energía. Una luz lo rodeo y lanzo a unos metros. Sharon se sorprendió por lo que acababa de hacer y salió corriendo a toda velocidad. Debía alejarse, ya...
_______________________________________________

Mientras ella corría, Alexander se reincorporo del ataque, se sintió dolorido por todo el cuerpo.

—Sharon… —dijo en voz baja.

Y estaba a punto de seguirla cuando una sombra apareció detrás de él.

—Déjala… por ahora…está confundida…por todo lo que pasó. Así, no… nos servirá

—Pero usted dijo…

— Todo a su tiempo…Alexander. Todo a su tiempo —le contesto, y Alexander se limito a asentir con la cabeza en señal de respeto.

lunes, 18 de abril de 2011

Relatos a la Luna LLena



Sharon… siglos atrás…

Una niña corría por un pequeño campo. Su risa llenó el espacio en donde se encontraba, una melodiosa y llena de encanto. De pronto aquel dulce sonido se detuvo, la pequeña parecía de repente muy consciente de su alrededor. Un leve sonido le había llamado la atención. Provenía de unos arbustos a su izquierda.

Eso hizo que girara la cabeza hacia atrás.

Unos preciosos ojos ámbar, se dejaron ver en el rostro de la pequeña, mientras la comisura de su labio dejó entrever un atisbo de sonrisa. Sus ojos estaban observando un hermoso puma oculto entre las matas. Agazapado y listo para atacar a su
presa… La niña rió, extasiada al verlo mientras un extraño brillo se refleja en sus ojos. Su rostro. El de un ángel. Una criatura tan bella que su hermosura daría miedo o fascinación.

Sin apartar los ojos del animal, la niña alejó un mechón de cabello que le había cubierto el rostro. La brisa del atardecer parecía hacerse más fuerte a cada minuto. Y, sin más preámbulos, se lanzó hacia él…

El puma seria la presa hoy y no el cazador…
 
 
 
Saber que tienes toda la eternidad, suele parecer tedioso a veces. Sobre todo si estás sola. Nadie con quien compartir, con quien sonreír. Algunos humanos tenían eso. Ella no. A pesar de que una parte suya aun se podía considerar humana.

Ya había pasado un año desde que su padre había asesinado a su tío Sebastián. “Oh, como lo extrañaba y debía escapar de este lugar”. Se acomodó en la cama de la habitación en donde su padre la tenia cautiva. No le hacía daño porque era valiosa para él; de una manera extraña, pero lo era.

Prueba tras prueba de sus habilidades y su alcance. Había quedado exhausta.

Se internó en el sueño que la llevaba a aquellos años en los que no era completamente feliz, pero al menos había alguien que la amaba, por ser solo ella y no un arma con posibilidades infinitas para objetivos, en los cuales, su opinión no importaba.

Siglos atrás… En algún lugar situado en Europa…


—Tío… tío, mira… un ave, se ha posado en mi mano –decía la pequeña Sharon mientras se movía con mucha delicadeza hacia el hombre que llamaba. Éste solo sonrió en respuesta. Una sonrisa amable, en la que compartía la alegría de la pequeña, pero en cuyos ojos existía también preocupación.

—Es excelente mi ángel, hermoso… —exclamó—. Es hora de marcharnos. Deja al ave, y volvamos a casa —le indicó. La pequeña asintió, y con un movimiento de su mano, el ave echó vuelo.

Minutos más tarde se encontraba en una pequeña habitación destinada para ella. No podía salir mucho fuera de la casa. Lo poco que salía era en las tardes como ésa; en las que el sol se ocultaba tras una gran muralla de nubes, o cuando era necesario que ella consumiera algo más que comida. Esa tarde también se había alimentado de un animal.

Ella sospechaba que, aunque su tío no se lo decía directamente, era diferente a las demás personas. Si no ¿por qué se mudaban cada tres o cuatro meses? ¿Por qué no debía ser vista? ¿Por qué deseaba probar la sangre de las personas? Su tío le había dicho que tomar sangre de las personas no era bueno.

Entonces ¿era algo malo? ¿Ella era mala por ello? Tantas preguntas y ninguna respuesta. Tal vez su tío pensaba que ella no comprendería. Pero lo haría si se lo explicaba. Estaba muy segura de ello.

Se subió a su cama gateando y acomodándose bien sobre las sabanas; bien limpias y acomodadas. Se colocó boca arriba y con las manos sobre su vientre, observando el techo. Sus pequeños dedos jugando con el lazo de su simple vestido de color azul pálido.

“Tenía que saber”, pensó. Ella tenía que saber en qué era diferente. Se lo preguntaría a su tío por la mañana. Se revolvió en su cama y no logro conciliar el sueño. Observó la gran ventana a su izquierda que estaba entreabierta y aparentemente muy alta para que ella la alcanzara. Bueno, para cualquier niña de su edad lo sería, pero no para ella.

Se levantó de la cama y dio un salto. Se sostuvo del marco de la ventana y salió por ella. Siempre se imaginó que debía parecer un gato cada vez que hacía eso.

No se preocupó de si alguien podía verla. Ya era muy noche…y después de todo, vivían lejos del pueblo. Ella no debía ser vista por las personas. Tampoco jugar con otros niños. Esto último no le preocupó mucho. Ella amaba correr por el campo. El silencio. Observar como la naturaleza la llevaba a un mundo que sólo sus ojos podían ver.

Tenía un entendimiento muy claro de las cosas que la rodeaban. Algo que sorprendía incluso a su tío. Sí, porque aun en su corta edad, ella podía comprender si le explicaban. Suspiro débilmente.

“¿Por qué su tío no le decía qué andaba mal con ella? ¿Qué la hacía diferente?”. Se colocó en medio del techo de la casa, observando el cielo.

Hoy la luna no se asomó en el firmamento, las nubes la tenían apresada y oculta. “La luna se debía sentir triste porque no podía ser vista”, pensó de pronto. Se lo impedían y no podía hacer nada para arreglarlo. Al igual que ella. Porque amaba mucho a su tío, era su única familia. Y tal vez si le preguntaba qué era eso que la hacía diferente, le haría daño sin saberlo.

“Oh, luna, somos tan parecidas este día”, dijo. Mientras, una lágrima rodaba por su mejilla. Levantó una mano, se quito la lágrima y se metió al cuarto a dormir.

Cronicas Oscuras........Karitha

Video de la ejecutora karitha O_O kari ya tienes videooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Espero te guste

domingo, 17 de abril de 2011

Relatos a la luna llena


Sharon II

La amistad es algo que se alcanza con el tiempo. El amor es cultivado para conservar…
Amor, amistad… dos placeres de la vida, joyas preciadas si las encuentras... Pero como hay amor en este mundo, también existe el odio.

Un arma de doble filo piensan algunos, sentimientos que van de la mano...
Del amor al odio, de la alegría a la tristeza…

Si una amistad es traicionada…si la persona que amas te hiere… tan profundamente que no encuentras consuelo…. ¿Qué más te queda que aguantar y seguir? Después de todo ¿no es eso lo que todos hacemos?

Me refiero a sobrevivir.

___________________________________________________
Un año después…

Sharon se encontraba dormida en su alcoba, recostada en una pequeña cama, envuelta en unas sabanas de colores blancas y azules, se removía algo inquieta en ellas.

Los rayos del sol se filtraban por la ventana a través de las cortinas, el amanecer se acercaba perezosamente, iluminando el cuarto poco a poco.

El sonido de la mañana comenzaba.

Abrió los ojos de pronto, sobresaltada. Miro alrededor del cuarto y se tranquilizo. Cada instinto de supervivencia había sido despertado dentro de ella, en ese instante.

Todo su cuerpo, puesto en tensión… todo en la habitación estaba en orden, segundos después creyéndose a salvo, se relajo ¿A salvo? ¿De qué?... no lo sabía. Solo sintió que tenía que despertar… ¿a caso alguien estaba cerca?

—No. Imposible— se dijo. Pero se había sentido observada mientras dormía. Como si una sombra se cerniera sobre ella ¿A caso era su imaginación?

Sacudió su cabeza ligeramente, negando aquel sentimiento. Dio un largo suspiro y se levanto, estaba aun algo agitada debido a la supuesta presencia a su alrededor, aunque realmente… eso no era cierto del todo.

La verdadera razón de su pequeño malestar se dijo; y de su exagerada imaginación esa mañana, era porque tuvo de nuevo aquel extraño sueño…

Diviso la ventana desde donde se encontraba. Ya comenzaba otro día, tendría que ir hoy al pueblo para comprar algunos víveres, mientras meditaba esto, rememoro también el sueño y aquella colina… por donde caminaba atravesando aquel prado, en el cual, sin importar cuánto buscara o hiciera, siempre lo encontraba solitario y vacio.

Solo ella y el inmenso campo.

De nuevo sacudió su cabeza y fue a darse un baño. Después se coloco un vestido color blanco, con motivos pequeños color plata, peino su cabello y lo ato en una trenza que poso en el costado derecho.

Antes de salir de la casa se coloco una capa color negro. Recorrió los lugares que tenía que visitar para comprar todo. Le llevo un par de horas terminar con sus deberes. Cuando lo hizo, regreso por el camino menos usado, y dejo las cosas…las organizo y salió de nuevo. No quería quedarse sola en la casa y su tío no vendría en todo el día.

La muchacha que ordenaba la casa de ellos esta vez se llamaba Emma. Se habían mudado muy al norte de Europa esta vez, a una ciudad de la cual no recordaba el nombre. Ya todas le parecían iguales.

Después de lo que le paso con Alexander, se sintió muy triste ¿todos los humanos reaccionarían así, hacia ella?...

Cuatro años después…

Sharon iba mirando la carretera que recorría junto a su tío. Estaban en un carruaje, estaban mudándose de nuevo. No era conveniente quedarse mucho tiempo en un lugar. Habían estado siete meses, en el último pueblo, era hora de irse y así lo hicieron.

Pasaron como doce horas para que llegaran al siguiente pueblo y casa, en la cual residirían esta vez. Todas sus cosas fueron acomodadas en las habitaciones.

Se recostó en la cama luego de que todo estuviera bien ordenado. Esto no le había tomado mucho tiempo. No había nadie, así que se movió rápido y termino todo antes de que su tío siquiera se diera cuenta y regresara del pueblo de arreglar unas cosas.

Después de unos minutos se quedo dormida… soñó con un lago…uno grande, sus aguas parecían negras de lo profundas que eran…camino por su orilla unos pasos. Algo la llamaba a sumergirse en el, pero solo se acerco lo suficiente para verse en el agua.

Miro atentamente el reflejo que había en el… unos rojos ojos la miraban… de pronto la figura salió del agua y se abalanzo contra ella.

“Mía...” le dijo la criatura.

Cosa que la sobresalto en el acto y despertó. Rodo sobre la cama y cayo al suelo. Respiró fuertemente agitada, observando todo alrededor del cuarto, minutos después de respirar varias veces se calmo. Miró por la ventana y se fijo, que ya era de noche. Había perdido el resto del día, aunque solo habían quedado unas horas después de todo. Se encogió de hombros y subió de nuevo a la cama.

Ya que estaba ahí y no había nada que hacer, se recostó sobre su espala de nuevo y miro el techo…se fijo en las líneas que había…y se perdió en ellas, creando formas por medio de ellas. Si que tenía una imaginación grande se decía, mientras poco a poco se iba quedando dormida.
Semanas después…

—Oiga lo que le digo; ya deje de seguirme, le he dicho que no estoy interesada.

—Pero… eres hermosa, te deseo y quiero que seas mi esposa.

¡Por Dios! Siempre le pasaba lo mismo. Porque los hombres no entendían un no por respuesta, sobre todo los nobles; ya llevaban esta conversación como media hora y aun no desistía. Los nobles, eran los más estúpidos, en su humilde opinión claro está, era eso o estaba maldita de algún modo y le tocaban los peores.

Bueno los de cuna humilde solo eran a veces mas, hm…ellos aceptaban el rechazo de manera, digamos más razonable.

Siempre que iba al pueblo, porque su tío no podía, trataba de ocultarse el rostro, pero aun así; alguien tenía que mirarla y comenzar a averiguar sobre ella y empezar rondarla. Algunos se impresionaban, otros no. En algunas desataba envidia, en otras admiración, otras veces obsesión.
Eran tan distintas las maneras en que los humanos reaccionaban a ella, aunque siempre en un grado de ansiedad o algo parecido, como si no pudieran evitarlo.

Y así comenzaba todo… pero… aun así, volteo la cabeza un poco y dio un suspiro, el estúpido aun la seguía y estaba hablándole. Lástima que no pudiera echarse a correr…estúpido vestido.
“¡¡Tierra trágatelo…!! ¡¡Por favor!!” gritaba en su mente.

—No encontrarías a mejor candidato que yo —le decía el noble, del cual no recordaba ni su nombre, aunque se lo había dicho muchas veces. Minutos después de terminar de alabarse agrego —Eres solo una señorita. Ni siquiera tienes dote. Porque no me aceptas de una vez, no creeré que seas una mujer interesada porque me aceptes ahora que sabes quién soy; como dicen los demás. Ellos no importan, solo yo… ¿no lo crees así? —decía el estúpido, mientras caminaba siguiéndole el paso; y realmente lo era si pensaba que su argumento la convencería, no estaba interesada y punto.

—No…—le dijo otra vez.

El estúpido la tomo del brazo y tiro, ella fue hacia él, no queriendo llamar la atención, sería raro si un joven como él, no tuviese más fuerza que ella. Además seria un problema estaban solo a unos metros del pueblo…un poco lejos pero no lo suficiente, el padre del estúpido, tenía mucho poder y sería malo para ella y su tío, al menos por ahora.

Así que a jugar a la muchacha frágil por más ganas que tuviera de zarandearlo o mejor desaparecerlo de este mundo. Su temperamento siempre había sido calmo, pero a veces no lo era. Era como si tuviera dos naturalezas y a veces solo a veces una le ganaba a la otra. Una energía recorrió su cuerpo ante semejante arrebato por parte del joven que la seguía.

La estaba molestando. Él, no querría verla molesta, ni siquiera ella quería verse molesta. Era como jugar con fuego, la misma naturaleza, era impredecible.

—Suéltame…—le dijo ella despacio, su voz no lo alejo como ella esperaba. El joven la acerco más a ella y se apodero de su cintura y agacho su cabeza como para besarla.

Ella lo mataría, al demonio con la muchacha indefensa, lo aplastaría como a un gusano. Pero antes de que pudiera destrozarlo por su atrevimiento, sintió que alguien se acercaba a ellos.

Y en un rápido movimiento, tomo al estúpido de la camisa y lo hecho a un lado mientras le daba la espalda a ella.

—Eso no se le hace a una Señora…—dijo después, con una hermosa voz cargada de… ¿ira…? El hombre olía extraño… nunca, nunca había percibido algo así, como ella, pero diferente de algún modo. Se sorprendió muchísimo por eso… bueno, por eso y porque ¿Cómo había llegado tan rápido…? No había sentido a nadie cerca, ¿cómo sabia que ella estaba teniendo problemas? O mejor aun ¿Por qué la ayudaba?

Estuvo a punto de preguntárselo y de paso agradecerle, cuando vio su rostro…

Su corazón, se salto unos latidos… y un toque de energía diferente le recorrió el cuerpo entero esta vez, cuando lo vio… el rostro de su salvador…

No puedía ser el, se veía distinto…muy diferente. Se oía, movía y no olía como en sus recuerdos acerca de él y sus ojos… pero estaba ahí, parado frente a ella, mirándola intensamente y...

No, esto era inaudito, y realmente era el…


era… Alexander.

jueves, 14 de abril de 2011

Cronicas Oscuras: Video Neiglo Ejecutora...


Este video es la historia del personaje Neiglo de cronicas oscuras¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

sábado, 9 de abril de 2011

CRONICAS OSCURAS: Neiglo Ejecutora

Historia de Neiglo

Olvídate de todo lo que has oído de las hadas
 Son despiadadas y crueles…
No son humanas…
 Son seres de la naturaleza….
Se guían por sus propios instintos, placeres y deseos,
El bien o el mal no existen para ellos; solo lo que desean y lo que no,
 Eternos como son, no ven la vida de otra manera;
 Mas que la suya.... 

Primera Parte... 

Mundo de las hadas, entre los límites de la corte oscura...

Hace mucho tiempo, uno de los humanos que vivían y servían a la corte de la oscuridad, me comento que las mujeres humanas, tenían por costumbre colocar sus pensamientos en un cuaderno o una especie de libro, el cual denominaban diario. Hoy me levante temprano y conseguí uno para mí. 

Sentí que sería apropiado tener uno y escribir en el aquellos pasajes que marcaron mi vida. Es decir; los hechos importantes que de alguna manera pasaron a formar una parte de mi historia y que llegaron a sellar mi destino y mi actual presente. Después de todo, siempre hay cosas que nunca debemos olvidar ¿no? 

Pero el verdadero propósito de querer escribir mi historia en las páginas de un diario; era mi necesidad de dejar todo aquel dolor y sufrimiento en el pasado para comenzar una nueva vida… junto a mi consorte, mi compañero, Xilom. Y así… al terminar de escribirlo comenzare a forjar un nuevo curso en mi vida. Un nuevo comienzo…lo llamarían algunos; no muchos seres tenían esa oportunidad, pero ahora yo si lo tenía y no iba a desaprovecharlo... 

En estos momentos me dirijo a la salida del shiten, de la corte oscura.  Pero ahora que lo pienso aunque vaya junto con Xilom, será un viaje de días, ya que había escogido un modo de traslado algo primitivo.
Le había dicho a Xilom, que deseaba viajar como un humano lo hacía. Cosa que en realidad no le llamo mucho la atención, y lo llevo a levantarle una ceja por semejante petición. 

Pero unos segundos después se lo concedió, diciéndole que no sería problema.

Y como siempre hacia cuando le pedía algo. Xilom es mi consorte, y nuestra unión era conocida por todos los de  la corte oscura, como único. Ya que era uno… que la misma diosa Danu... había bendecido.
Cada uno poseía una marca en el hombro derecho, un loto negro… que representaba el símbolo de la unión entre ambos.

La diosa, lo había colocado, justo en el primer momento...en que nos miramos a los ojos directamente el día que me rescato, junto con sus compañeros de lucha.

Pero bueno, volvamos al asunto importante, que me estoy perdiendo en divagaciones superficiales. Tenía que llenar  “el diario”

Sin más largas, después de salir del Shiten y subir a nuestro primer transporte humano; coloque el titulo en la primera hoja del cuaderno...
                                                       Diario de Neiglo  

Segunda Parte

Mire atentamente lo que acababa de escribir y lo repetí en voz alta:

—Diario de Neiglo... hm—murmure para mí misma mientras observe atentamente la hoja. Me pareció bien. No es que fuera una experta en este tipo de cosas humanas... pero desde mi punto de vista; fue aceptable, así que me encogí de hombros y proseguí meditando “Algo, es algo…”

Cuando me dispuse a escribir las primeras palabras; Xilom llamo mi atención, para decirme...que el tren ya estaba a punto de salir, así que me encamine hasta el, fuimos a tomar nuestros lugares en el. El Tren nos llevaría a una ciudad vecina que no conocía, cerca de nuestro destino...

Una vez colocados en nuestros lugares, saque de nuevo el pequeño cuaderno, al que solo pude colocar el titulo hasta ese momento. Lo abrí y de ese modo comencé a escribir a medida que los recuerdos de esos días y de los detalles de mi vida llegaban a mí mente como si fueran visiones…

 Me llamo Gloria Neiva, pero todos me llaman Neiglo o Neiva, mi último nombre significa nieve.

 Mi madre me lo puso y siempre acababa diciendo que ella siempre fue muy creativa y que su idea fue maravillosa.  Por mi parte; bueno.... no intente sacarle de su ilusión ¿El motivo de ello...? 

Pues solo digamos que la última vez que alguien la cuestiono en algo, ella intento probar lo contrario.


Y el sujeto de prueba, termino en una cama... durante varias semanas. Aunque debo admitir que madre, quedo convencida… de que no todos pueden volar... incluso acepto estar equivocada. Así que como verán yo prefiero no arriesgarme… llámenme cobarde, pero al menos no estaré postrada en una cama o peor…

Ahora tengo más de 134 años. No estoy muy segura, ya que no lo sé con exactitud.  La edad, no es importante en donde nací y críe. 

Las hadas, no tienen la costumbre de recordar esas cosas. Dicen... que son una pérdida de tiempo. Por mi parte... no sé qué pensar... creo que me da igual saberlo como no saberlo…

Despues de todo viviré por mucho, mucho tiempo, al menos claro que me asesinen. Sip... yo también lo pienso, es una desventaja, no ser completamente shide o hada. Aunque hay otras cosas peores que morir…créeme.

En las diferentes culturas, nos han llamado por muchos nombres, incluso algunos fueron adorados como dioses, por centenares de humanos en la antigüedad.

Pero volviendo a mi linaje. Mi madre es una cárpato y una mujer lobo. No conozco con exactitud los alcances de estas razas. Realizo este viaje también para saber más sobre mi otra por decirlo de alguna manera, otras mitades y encontrar un lugar al cual llamar “hogar”, tener una “familia” es el término humano para lo que yo busco.

A propósito diario... nunca he estado en el mundo humano, siempre he estado rodeada de hadas de luz y de oscuridad, duendes, brownis, sluags y seres de mi misma naturaleza o la mitad de ella. 

Desde que vivo en la corte oscura, he conocido a los últimos que he nombrado, ya que la primera parte de mi vida, he estado en la corte de la luz y ellos son más especiales, por decirlo de algún modo…sobre los tipos de shide o hada que aceptan en la corte.

En mi opinión, cualquiera de las cortes son iguales. Pero a la corte luminosa,  le guardo un especial resentimiento... 

En una de mis estadías en la corte oscura, escuche un rumor... sobre unas mujeres o hembras —es un término interesante por cierto—que son por citarlos a ellos:

—Como Banshees.... guerreras, tan hermosas... como letales...

Sentí curiosidad por ellas, desde ese momento. También... oí decir a algunos, que aun con su belleza y fuerza, eran despreciadas por su propia especie. 

Las hadas también hacen esto, ya que se creen superiores a los demás...y cualquiera que no sea como ellos, son objetos pasajeros. 

Colocando a los otros, en una misma bolsa…

Las hadas son muy egoístas y solo piensan en ellos mismos, lo que desean o quieren. 

Pero volviendo a donde me encuentro actualmente. Ahora mismo me dirijo a la ciudad de Caldwell; junto con Xilom o Xil; como yo lo llamo. El es mi consorte, en el mundo de las hadas es el equivalente a un esposo. El está unido a mí desde hace ya muchos años.

 El es muy guapo y su sangre... su sangre...es deliciosa. Cómo la más fina de las bebidas. Pero...creo.... que me estoy perdiendo del punto...

Ahora mismo estamos en un tren; rumbo a una ciudad vecina de la que provenían los rumores, para luego llegar ahí. 

Estoy encantada con la idea....un momento, Xil me dice que debo dormir.... que se hace tarde.....

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Levanto mi cabeza del diario... para dirigirme a él, luego la bajo por unos instantes de nuevo y anoto algo, en mi diario, algo muy importante que acabo de recordar y que siempre hay que tener en cuenta cuando se trata conmigo:

Nota para mí: No me gusta que me digan; lo que debo hacer... ya vuelvo.

Tercera parte...

Hola de nuevo Diario, tuve que convencerlo para que me dejara escribir, a veces soy muy convincente cuando deseo algo. Y estoy regodeándome por mis métodos de persuasión contra él.
Hasta tengo una sonrisa en mi rostro ahora mismo; al recordar como lo convencí. Bueno.... bueno, estoy perdiendo el hilo del asunto otra vez...a concentrarse... Comenzare primero, por apuntar mis conocimientos sobre mi origen:

1. Madre; es una cárpato y mujer lobo. Fue recogida por mi padre... en el momento que estaban persiguiendo a mis abuelos. Ellos murieron y mi padre la trajo al mundo de las hadas, las hadas suelen hacer eso. Mi madre se llama Luna (la abuela se lo dijo a padre, antes de entregársela)

2. Mi padre es un hada de la corte de la luz. Un comandante; es un gran honor para las hadas, al menos lo fue hace mucho tiempo, cuando padre entro en la corte. Mi padre se llama Aimon.

3. Cuando le pregunte a Padre de por qué lo había hecho; me dijo que solo sintió la necesidad de salvar al bebe, y así lo hizo. No sintió aquello por los padres, así que no los salvo… —las hadas, suelen ser muy cerradas de mente.... la verdad, en mi humilde opinión.

4. Encontró a la bebe —mi madre— con la mujer —mi abuela— en una cabaña y no pudo irse. Viendo que no podía marcharse y atacaban; le dijo a la mujer... que salvaría a su hija y solamente a ella.

5. La mujer —mi abuela— accedió, sacándole la promesa al hada—mi padre— de que siempre la cuidaría —y no, no sé como convenció a un hada, para que lo hiciera, tal vez padre estaba de buen humor y decidió concedérselo— además estaba el hecho, de que sentía curiosidad... de la pequeña.

6.  Mi padre con el tiempo... se enamoro de mi madre, ella... siempre estaba con él.  Y ella es... hasta ahora como la luz más hermosa en un mundo. Lleno de artimañas y política.

7. Padre está con madre desde que ella cumplió unos 19 años. Me tuvieron unos cuantos años después, y este acto, los caso.

8. Si tienes el hijo de un hada, por las leyes de los shide están casados —como consecuencia, no puedes acostarte con otro y el hada no se divorcia a menos que ella decida renunciar a él.

9. Mi madre no quiso y por parte de padre… pues, le vino de maravilla, ya que el ama a mi madre.
10. Padre a mi… ¿me aprecia? o algo así. El, solo ama a madre.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Me detengo unos momentos y observo lo que he escrito hasta ahora. Estos son unos grandes apuntes pienso para después volver a escribir.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

A medida que iba creciendo, fui dándome cuenta de las diferencias que había en mí y los demás shide o hadas. 

No había muchos niños con quien jugar, decían que era diferente y no me querían cerca —y eso que aun me alimentaba de sangre— estos niños en su mayoría también, eran mestizos, pero entre la raza de las hadas, así que yo era excluida aun mas, al no ser al menos como ellos....

Todos tenían que tolerar a madre; porque ella me tuvo y así se caso con padre, pero eso no me incluía a mí, en el acuerdo por alguna extraña razón que no entendía...

Cuando alcance los 18 años, comenzaron a realizar, otro tipo de ataques contra mí, y a querer retarme a duelos. 

De verdad, algunos si me retaron. Madre logro que padre, intercediera por mí para  que estos no fueran a muerte. Y para lo que me sirvió… realmente los duelos no eran a muerte, pero podrían dejarme herida.... 

Y así morir después de las heridas o de algún ataque. Y técnicamente no estarían rompiendo su palabra, ya que no morí durante el duelo, las hadas se toman, literalmente las palabras cuando les conviene...

Por eso a veces los duelos me dejaban en cama durante semanas. Una vez, un enfrentamiento me dejo dos meses, en cama. 

Tres costillas rotas, y una pierna fracturada. 

Yo utilice mi magia para luchar; aunque la mayoría de mi magia es de defensa y gracias a eso, me salve de alguna herida más grave. 

No soy buena en la lucha cuerpo a cuerpo, pero soy buena con las armas, con todas ellas. 

Cuando cumplí los 21. Deje de envejecer por así decirlo; he permanecido con esa apariencia desde entonces —joven por siempre, excelente realmente— pero eso no me aseguraba la inmortalidad; así que mi juventud durara para siempre pero mi vida hasta que alguien me mate y digamos que no faltan candidatos, pero yo nunca le he hecho nada a nadie, solo naci...diferente a ellos...

Un día, un noble de la corte de la luz se fijo en mí. 


Ya te imaginaras, lo que paso.

Sip, lo rechace porque no me interesaba. No es que no fuera guapo porque era hermoso... igual que todos los shide. 
Pero yo... al mirarlo, solo podía admirar su belleza y nada más, solo eso... y no fue suficiente para mí. Pues déjenme decirles que hay personas que se toman mal el rechazo, y los shide son uno de ellos.

Mando a unos seres bajos del mundo de las hadas a secuestrarme, me encontraron desprevenida. Y solo quien solo soy mitad hada, no pude defenderme contra cinco seres más fuertes que yo. Luche...pero la ventaja que tenían era clara, me golpearon en la cabeza y eso fue todo, la oscuridad lleno mi mundo....


Cuarta Parte

Abrí mis ojos y mire el cuaderno que estaba a mi lado. Me percate que debí haberme quedado dormida en algún punto del camino. Tome el Diario y lo abrí en la pagina que me había quedado. 

Leí que había escrito... y también me fije, que ya no estaba en el tren. Fui a hablar con Xil; para saber donde estábamos. 

Cuando termine de desayunar... me duche; me cambie de ropa y nos dirigimos, al nuevo transporte, una vez sentados decidí continuar escribiendo.....
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hola de nuevo, llegamos a una ciudad  y el tren se averió. Por suerte no en medio de la nada, tuvimos que bajar del tren; pero yo no me di cuenta de nada. Todo esto paso, mientras dormía.

Xil ya había conseguido otro pasaje de tren; para seguir el viaje... ya que por alguna razón; a él no le gusta viajar en avión. Y alejándonos del problema de Xil con los aviones… 

Y como iba relatando... me golpearon y perdí el conocimiento. Aun después de haberme desmayado, creo que me siguieron golpeando.

            Ya que cuando desperté desorientada en una habitación, encadenada de manos y pies que me permitían muy poco movimiento, estaba más lastimada que cuando me desmaye.

Tampoco... es que quisiera moverme mucho, la verdad. 

Después de ese día siempre estaba con heridas, golpes y por si te lo preguntes:

 No, no pude utilizar magia Fae para con  mis cadenas, ni contra mis captores, eran más poderosos que yo en cuestión de fuerza, y  las cadenas eran de hierro, que me debilitaban aun más. Cuando me torturaban, decían que había despreciado a un noble de los luminosos; que este… era mi castigo, por ello.

Estuve allí por tres años.

            Tres largos, tortuosos y horribles años. A veces... por el dolor, perdía la conciencia por semanas, una vez me desperté y ellos tenían heridas de garras mientras otro de ellos ya no tenía... su ojo izquierdo.
Me dijeron que yo lo hice... pero no lo recuerdo... 

El castigo por esos daños fue... no se... como explicar... el horror.... y el tormento, al que fui.... sometida por ello. 

De lo único que era consciente y se volvió parte de mí intrínseca de mí, fue el dolor. Y después de dos años, el dolor y el martirio eran normales y constantes, por decir algo.

Entre en un letargo.

En un estado de inconsciencia ya nada de lo que me rodeaba me importaba. Aunque poco a poco y a medida que pasaba el tiempo... se iban olvidando de mí, por unas horas o a veces por un día incluso. 

Amaba esos momentos... tanto como también llegue a odiarlo, porque sabía que vendrían de nuevo y con ellos; el dolor y el tormento.  

Si no hacia... ningún movimiento o sonido... ellos no me torturaban... si me quedaba quieta y en silencio. 

Pero tenía que comer, y no solo comida...necesitaba... sangre.

Esto de necesitar sangre; lo averigüe después... de que pasara unos meses.... de mi cautiverio. Uno de ellos se acerco a mí sin ningún cuidado y me alimente de él. Y aunque no tenía muchas fuerzas, bebí de él, hasta dejarlo inconsciente al lado mío, tuve una sesión de dos semanas de castigo por ello.

Me llamaban abominación, las cadenas que me sujetaban eran de hierro y repiqueteaban al menor movimiento de mi parte. 

Pero sabían que si me lastimaban demasiado moriría y no querían perder a su víctima favorita. Había durado dos años y medio, todo un logro decían ellos, pero claro un logro para ellos... que mejoraron el alargar el sufrimiento de su  victima... sin matarla. 

Todo este calvario, por rechazar a un noble. Yo... que solo soy una mestiza  ¿quién intercedería por mi ante el rey Taranis? La respuesta a eso era nadie...

 Y así es como yo... pase esos años, sin ninguna esperanza... 

Saben yo estaba enamorada  de Xilom; esa era otra razón para rechazar a ese shide. Xilom era un guardia de mi padre, el era muy hermoso y fuerte, pero también callado. 

Su actitud me atraía... y me intrigaba...al igual que sus ojos... unos ojos que eran de un color tan negro como la oscuridad. 

Ellos; te invitaban a descubrir sus secretos, pero también te avisaban que si no tenias cuidado, podrías acabar ahogándote en ellos y en el... si. Así es como yo lo veía. 

Saben, los ojos son… una ventana al alma, también se dice que las hadas no tienen alma, que son esencias de la naturaleza... y si mueren desaparecen para siempre...

También se cree; que si un hada no quiere vivir más y está cansado de su existencia, este desaparece:

Literalmente. No tienen ganas de vivir y si no les importa nada, solo desaparecen... para encontrar el frio abrazo de la muerte, y esperar...esperar que todo quede en el abismo. 

Pues, yo creo que estaba en ese proceso... cuando pasaron los tres años y por eso fue que ocurrió aquello...


Quinta Parte

Hola diario... hoy estamos en un hotel a las afueras de Caldwell, mañana llegaremos. 

Y Xilom irá a buscar información para mí, sobre "las hembras" las mestizas. Y ya que estamos, en realidad pudimos hacer este viaje más rápido; si el solo nos hubiese trasportado pero yo no quería pero volvió a repetírmelo en una de nuestras paradas.

Pero volví a decirle que yo nunca... he visto el mundo humano e hice un teatro... de que iba a llorar, si me lo decía de nuevo. Así que él y sus dos hombres junto conmigo viajamos como “humanos”. 

Y continuamos nuestro viaje, sin ningún otro comentario, sobre cómo nos desplazaríamos a nuestro destino; y hasta ahora ha  sido un viaje muy interesante los humanos que vi, también eran muy curiosos. 

Pero mejor será que hoy termine de escribir mi historia, sin dar más vueltas. Para así, cuando halle a esas mestizas, comience una nueva vida desde eso momento. Ah, espero poder hallarlas estoy muy emocionada.

Xil, no está muy de acuerdo pero sabe, que es decisión mía y cuando tomo una decisión; no me hecho para atrás—creo que en esto, soy muy parecida a madre.

Además, el nunca ha podido negarse; a una petición de mi parte...y aunque él sea mi consorte y pueda hacerlo... el también me ama y sabe que esto será bueno para mí, para nosotros...

El tiene cosas que hacer también; intentara adaptarse al mundo humano, pero no le agrada mucho la idea. Aun así me acompaña, y lo amo aun más por eso. 

Lo amo, pero esto es lo mejor para mí. Para nosotros; un nuevo hogar, no puedo detenerlo si decide regresar al mundo de las hadas, algunos días. 

En fin el puede acudir a mí, cuando lo necesite después de todo. Por cierto y de e regreso a mi prisión:

Yo estaba, como todos los días; en como los shide, que me tenían presa llamaban, para burlarse de los pobres diablos que caían en sus manos: “mi cuarto” o “mi habitación” —yo lo llamaba por su nombre mi calabozo o mi prisión.

Por allí pasaban muchos shide de distintas clases y partes del shiten y de diferentes razas. Creo que mis captores, eran como unos mercenarios, nadie sabía de ellos realmente, pero había rumores sobre lo que hacían, siempre los hay...

Esa mañana mis captores, no me habían hecho nada aun. Seis horas creo, de lo que se podría llamar descansó, solo para volver a empezar y dar paso a más dolor.

 Es mentira que uno se acostumbra al dolor, lo aceptas, si. Al igual que un hecho que no puedes cambiar, y lo soportas... pues sabes que viene; siempre lo sabes si es que estas allí tanto tiempo... como yo lo estuve.

El primer año, no paraba de llorar y gritar. En el segundo año, las lágrimas disminuyeron, pero los gritos; que salían de mi garganta, gritos que destrozarían a cualquiera escuchar, no cesaron, pues siempre ideaban algo nuevo.

Su arte, lo llamaban ellos, se creían artistas los muy infelices. Y ya que sobreviví tanto tiempo a sus torturas, estaban orgullosos de lo que llamaban su obra; para mi... solo eran unos asquerosos bastardos. 

Aun... se me ven las cicatrices de las heridas que me  dejaron, de las miles de torturas que emplearon en mí. Me curaba...si. 

Pero lentamente sin ninguna ayuda, y mi sangre mestiza, no ayudaba a mi ya de por sí, lenta capacidad de curación. Así que sí, tengo cicatrices en todo mi cuerpo. Que ahora... no son más que finas líneas, pero las cubro con encanto. 

Xilom dice que no le importa, que son cicatrices que llevo como la guerrera que soy, su guerrera y nunca ha demostrado lo contrario, para el soy hermosa. Sus palabras siempre me llenaron de apoyo en el tiempo que me llevo recuperarme de todo aquello. Pero lo que paso... ese día no fue, que se olvidaron de mi o de algún otro desafortunado.

Pero yo realmente no escuche mucho de lo que estaba pasando a mi alrededor. 

La batalla, que se libraba fuera de mi prisión.... por lo golpeada que estaba, de la sesión del día anterior, ni siquiera podía abrir bien mis ojos, sobre todo el derecho. 

Y  Si... estaba encadenada. así que no trate de moverme, yo solo me oville en una esquina, todo lo que pude, ya que realmente no tenía otra salida,  estaba un poco alejada de la misma y las cadenas no eran largas. 

Y como les comente anteriormente las peleas cuerpo a cuerpo, no son mi especialidad, denme armas, y si podría hacer algo...o magia, pero en lo demás.... solo que nunca pude aprender... 

No se me da, pero mi estado físico, siempre fue muy bueno, al igual que mi resistencia, y el que haya sobrevivido a ese infierno, lo prueba. Y como iba relatando, me pareció extraño... que ni siquiera me hayan tirado la comida o algún pobre desafortunado para alimentarme... 

Y cuando me concentre, escuche un ruido... algo lejano... parecían ¿gritos?

—Uno nuevo… pensé primero pero luego se fue haciendo un poco más claro—Mm....no, no es eso, es... ¿una batalla? -pensé por mis adentros. Se preguntaran si tuve alguna esperanza de que me encontrarían o por lo menos que me dejaran libre, pero no... 

En ese momento, no pensaba en nada. Digamos que mis lágrimas, se habían secado ya hacía mucho y también mi optimismo… al igual que mis gritos ahogados y  gemidos. Me resigne... a que ya, no serian escuchados... Para mí, solo existía el dolor y la agonía. Mi existencia... era solo llenada por el dolor desde que fui apresada en ese lugar. 

Y entonces sobrevino el silencio en todo el lugar y luego... 

Luego un lamento... uno triste lleno de sufrimiento, que ni siquiera los mortales resistirían escuchar, y que haría que en un instante se encogerían sus corazones de tristeza y desesperación.

Incluso yo... en mi mundo, rodeado por el dolor. En un estado, en el que ya no me interesaba casi nada, reaccione ante ese llamado, algo se removió dentro de mí.

Mi magia reacciono a ese lamento, debía pararlo... confortarlo, no deseaba escucharlo más…
­—¡¡para¡¡ para¡¡ para ¡¡ -dije, lo más fuerte que podía. Pero yo sabía, que solo salían susurros de mi boca  — ¿por qué? - me pregunte — ¿por qué ahora?

Ahora… que comenzaba a desear... que al fin la muerte la alcanzara, y que ya nada afectaba mi corazón.

 Y en verdad que ya nada sentía, pero ese grito de lamento que escuchaba a las afueras de donde la tenían, hacia que sintiera de nuevo. Que algo dentro de suyo...se removiera, al igual que sus ganas de aliviar ese dolor crecían...pues no lo soportaba—¡¡para¡¡ —quise decirle... no me atormentes mas... —quería gritarle a ese ser; pero aun así, no podía... 

Ya no tenía fuerza y las lágrimas que pensé  jamás saldrían de mis ojos de nuevo, estaban cayendo por mis mejillas. Y en ese momento... una luz apareció en la oscuridad, esa claridad debería haberme dañado. 

Pero no lo hizo... al contrario, parecía consolar mi corazón. En ella, estaba la figura de una mujer, era hermosa, pero... por más que siempre quise recordar su rostro en mi memoria, nunca pude hacerlo.

Pero mayormente, porque casi no podía ver bien, de los golpes que recibía a diario, y apenas recuperaba mi vista, era golpeada otra vez.

La figura de aquella mujer me miraba... como madre me miraba, con amor, Nadie me miro así nunca... solo madre, ya que ni siquiera padre, lo hizo y fue entonces... que ella me hablo y su voz era dulce a mis oídos. Me dijo, que cumpliría el deseo de mi corazón por todo el  sufrimiento que había tenido. Pero si lo hacia la consecuencia sería que me uniría a la persona que el shiten decidiera, sería mejor para mí.

Y que el dolor de aquella persona desapareciera. Era mi deseo, así que yo acepte. 

Yo que nunca he confiado en nadie, acepte.... era como si no pudiera aguantar oír ese sufrimiento, tenía que pararlo a cualquier precio, y esa mujer, transmitía tanta confianza. Quería que me abrazara, quería el abrazo de mi madre... como... cuando era pequeña. 

Pero en vez de eso le dije mi deseo, quería que ese sonido parara.... que yo, no soportaba que alguien sufriera así, cerca de mí, y le advertí a la mujer que encontraría un lugar, en donde fuera sea este y ayudaría a otros con mi magia pero que, quien estuviera conmigo debería seguirme. 

La diosa solo sonrió dulcemente y me dijo que esa persona, caminara incluso en el infierno conmigo —en ese momento yo lo dudaba—  pero que..... Aun había otra cosa más. Ella me pediría algún día un favor y debía aceptar lo que me dijera que hiciera...o algo así. Y con eso, la mujer desapareció y con ella mis cadenas, luego, solo oí su voz decirme:

—si le das un beso, su dolor se ira... y se esfumo como si solo hubiera sido una ilusión.  No volví a saber de esa mujer...pero siempre la llevo en mi recuerdo.

*Xilom me dijo que era la diosa Danu, que ella nunca deja olvidados a sus hijos, y que yo soy una shide, un hada sin defectos, tanto para la diosa como para él.

Cuando mis cadenas desaparecieron, me provoco un terrible dolor, tenía heridas en mis costados y cortes de diferentes formas por todo mi cuerpo que sangraba, pero ya no mucho.

Y la mujer —que en  ese momento no sabía quién era— ¿pretendía que yo fuera... hasta aquel ser que desprendía ese lamento, por su propia cuenta?

—Yo y mi bocota, yo y mi corazón que aun no aprende—me maldije mentalmente y comenzó a andar, hasta esa criatura.

La promesa me fue hecha y yo de verdad, no pude soportar equel sonido, por alguna razón inexplicable yo solo quería llegar hasta él. 

Pero moverme, solo hacía que mis heridas dolieran como el infierno— y mas bien no anduve, sino que me arrastre con mis manos llena de heridas por el suelo— curiosamente el lugar  donde me tenían... no era grande, solo habían seis habitaciones, un salón que te mostraba las seis puertas  y la sala de tortura en el fondo.

Como yo aun estaba sola en mi celda, cuarto o lo que sea, me fue digamos... y utilizo esta palabra muy ligeramente “fácil”, llegar hasta el dueño de ese lamento.

 Y cuando alcance la entrada de la puerta, lo vi por primera vez...

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Alce mi vista ya que Xilom me llamaba...y me sonrió cuando lo mire. Luego subió su mano hasta el cuello de su camisa y la hizo a un lado, exponiendo su delicioso...cuello.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Un momento... me llaman, me voy a “cenar“…                                                                                   Mmm......y vuelvo.....



Sexta Parte

Donde estaba...ah... claro, lo vi. Fue la primera vez que coloque mis ojos frente a una criatura así. Vi una enorme bestia.

Un animal, parecida a bueno; los humanos lo compararían con cerberos, el perro guardián del infierno. 

Y por un momento no supe que hacer y solo me quede observándolo fijamente en medio de lo que fue el campo de batalla. 

Con la oscuridad rodeándolo como si fuera parte de él. Como si le diera la bienvenida. Se alzaba poderoso, mientras los que parecían sus aliados, estaban heridos de gravedad.

Mis captores yacían muertos y despedazados. Al verlos… No sentí nada, como pena o algún otro sentimiento de horror parecido. El que me mando a ellos, merecía también aquel destino y tendría que pagar algún día.

Así que no pude evitar el pequeño goce de satisfacción al verlos  así, porque ya no me dañarían más. 

Y aunque una parte de mi mente,  registraba todo eso, no pude apartar mi vista de eso o ¿era él? No estaba segura, pero se alzaba frente a mí, a unos metros y  la muerte lo rodeaba, la oscuridad era su dominio, su mundo...

Esa fue la impresión que recibí al observarlo. A muchos, ver tal imagen le causaría temor, angustia o simplemente al verlo se volverían locos, si tan solo vieran lo que yo vi en ese instante. 

Un humano normal jamás podría registrar algo como eso en su mente. Simplemente lo destruiría, y después lo supe, instintivamente supe lo que era, quien era <> susurro alguien en mi mente.

Más tarde, descubría que esa voz era mi guardiana lobo. Mi yo lobo, que surgía para salvarme de los horrores que era sometida, día a día durante esos largos tres años.

Según la mitología, los cazadores de la jauría salvaje, son incluso temidos por los shide, ya que son los que se encargaban de hacer... cumplir con las leyes del mundo de las hadas. 

Este tipo de seres, hoy en día se suponían, que ya no existían. Ya que por alguna razón esa magia antigua, fue desapareciendo, sabrá la diosa porque....

Pero bueno, mejor continúo; En ese momento sentí que también yo, debería haberme horrorizado. Pero eso no era lo que sentía en ese momento. 

Solo que debía alcanzarlo y calmar su dolor, así que fui a él. Parecía muy perdido en su dolor, así que me acerque lentamente. Cuando lo hice, no le di tiempo de reaccionar, con todo el dolor de mis heridas, me abrace a su cuello y le di un beso en la mejilla. Estaba en la forma, de un sabueso de la jauría y solo lo alcance porque estaba con la cabeza gacha. 

Y una luz surgió de nosotros en ese momento. Pude sentir como el poder entre nosotros curo sus heridas y el de los que estaban a mis pies y en el instante en que comenzó a brillar, tomo forma humana. Yo en ese momento recuerdo haber pensado  <>  Y cuando la luz se hubo ido, vi su forma. Era él, el shide... del que yo estaba enamorada desde que tenía 15 años.

Y cuando vi sus ojos, tan negros como una noche sin luna, y esos ojos... que me observaba como si yo fuera todo su mundo, lo supe por alguna razón. Supe que el había venido por mí. Pero cuando esa luz desapareció, mi hombro derecho pareció arder, remplazando al resto del  dolor. 

Y ya no pude aguantar. Caí en la inconsciencia y deje que la oscuridad me llevara.....

Septima Parte

Un mes después, desperté en un cuarto que no reconocí. Y el estaba junto a mi cama, Xilom mi amado, me había recatado pero a un precio muy alto.

Me conto que el prometió que serviría a la reina Andais por cien años. Eso fue el precio para así el  poder rescatarme de aquel lugar. También que estuvo todos esos años buscándome, y hace solo unas semanas que logro una pista, y que fue exiliado de la corte de la luz, por intentar localizarme. 

Un momento; ya nos vamos de este hotel. Tomaremos un autobús ahora

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hola de nuevo diario, me ha resultado difícil intentar escribir en el autobús, así que no lo hice. Pero ahora, ya estamos alojados en el hotel y mientras conseguimos pistas de nuestra búsqueda, continuare colocando mis últimas memorias de ese día:

A donde estaba,  ah... si Xilom, el cuarto... el me explicaba cosas, bueno.

Me siguió explicando, todo lo que hizo para hallarme y que un arma muy antigua apareció justo en el costado de mi cama y puede transformarse, en el arma u objeto que yo desee, también que apareció una marca de compromiso en mi hombro y en el suyo: que estábamos unidos apartar de ahora solo si yo lo deseaba, que la marca no me obligaba a nada y si yo quería...

Solo tuve que sonreír a eso... 

Yo ya lo amaba y la diosa me había concedido mi más preciado deseo, estar junto a él. Siempre le estaré agradecida. Pasaron los cien años y estamos libres, vivimos en la corte oscura aun después de pasado el tiempo de los cien años 

Me sentía más o menos a gusto ahí; y fue cuando escuche lo de las hembras que luchaban en una ciudad en el mundo mortal… 

Ahora estoy escribiendo esto, desde un hotel en la ciudad de Caldwell. Solo espero encontrarlas y saber si podría unirme a ellas...

Mientras, Xilom crea un  punto medio para estar juntos, con los de nuestra clase, yo solo espero encontrar un lugar al cual llamar hogar y que me acepten y hacerme fuerte, por que aun no lo soy, aun con todos los conocimientos que he adquirido en la corte oscura.

He aprendido cosas que harían a mis captores parecer novatos, el dolor te muestra solo dos caminos o lo superas y te vuelves mas fría ante el o renuncias a y acabas muerto, yo opte por lo primero...

Y aun esta el pedido de la diosa. No sé que me pedirá de mí....una mestiza. Yo tengo poderes de defensa, y un arma que es de temer. También soy una terrible luchadora en lo que respecta al cuerpo a cuerpo. Confió demasiado en mi magia, que puedo decir soy un shide; mis emociones, aunque siempre las controlo, a veces se salen de proporción.  

Pero yo... solo puedo estar segura de una cosa, que hasta ahora... mi viaje apenas ha comenzado…

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 
Deje el diario sobre una mesita de noche y pensé <>

Me levante de la cama y rememore todos aquellos recuerdos que ahora estaban escritos en ese cuaderno. Los acontecimientos que cambiaron mi vida pasaron por mi mente como si fueran imágenes. 

Eso me llevo a reflexionar, acerca de lo que había aprendido a lo largo de mi vida:

 Uno; es que las apariencias engañan y que por más que creas que estas en la luz y que en ella podrás ver mejor lo que lo harías en la oscuridad, no te engañes, porque para un hada de la luz el horror puede ocultarse en la belleza...
Dos: una vez que te atrapan y aunque te des cuenta de lo que sucede, no podrás escapar de ella, ya que la luz te cegara con su belleza. Y te aseguro, que hasta tu último aliento te sentirás en la gloria, si así lo desean. Y aunque una pequeña, pequeña parte dentro ti estará horrorizada, no lo notaras...

Y Tres: Que al menos con la oscuridad, sabrás en algún punto que esperar, pues... aunque siempre tiene algo que ocultar, cuando se muestra te deja ver todo lo que es y estas alerta e incluso tendrás una oportunidad de correr, aunque no puedas llegar más lejos de lo que esta te permita.

Así que ¿que es bueno o malo entre las hadas? Pues el concepto de lo bueno y lo malo no existe entre las hadas, es un sin número de probabilidades complejas; así que mejor olvídalo, no trates de entenderlos. Solo aléjate de ellos si no sabes las reglas porque al fin y al cabo ¿quién puede detener la naturaleza de las cosas? Pues nadie. 

Pero puedo darte un último consejo. 

Uno muy en serio, no te pongas en mi Camino. 
Solo.....
Corre.... porque yo, soy la luz en la oscuridad.....






Luz y Oscuridad ¿realmente puedes distinguirla?

trucos blogger