Princesa del Cielo

Mi foto
Asunción, Paraguay
Hola, soy una amante del chocolate y de la lectura paranormal. Me gusta leer, escribir e introducirme a los diferentes y fascinantes mundos que existen dentro de los libros.
Curiosidades (14) Ejecutora (16) Nimue (4) Photoshop (10) Premios (20) ROLL (24) Sharon (16)

sábado, 9 de abril de 2011

CRONICAS OSCURAS: Neiglo Ejecutora

Historia de Neiglo

Olvídate de todo lo que has oído de las hadas
 Son despiadadas y crueles…
No son humanas…
 Son seres de la naturaleza….
Se guían por sus propios instintos, placeres y deseos,
El bien o el mal no existen para ellos; solo lo que desean y lo que no,
 Eternos como son, no ven la vida de otra manera;
 Mas que la suya.... 

Primera Parte... 

Mundo de las hadas, entre los límites de la corte oscura...

Hace mucho tiempo, uno de los humanos que vivían y servían a la corte de la oscuridad, me comento que las mujeres humanas, tenían por costumbre colocar sus pensamientos en un cuaderno o una especie de libro, el cual denominaban diario. Hoy me levante temprano y conseguí uno para mí. 

Sentí que sería apropiado tener uno y escribir en el aquellos pasajes que marcaron mi vida. Es decir; los hechos importantes que de alguna manera pasaron a formar una parte de mi historia y que llegaron a sellar mi destino y mi actual presente. Después de todo, siempre hay cosas que nunca debemos olvidar ¿no? 

Pero el verdadero propósito de querer escribir mi historia en las páginas de un diario; era mi necesidad de dejar todo aquel dolor y sufrimiento en el pasado para comenzar una nueva vida… junto a mi consorte, mi compañero, Xilom. Y así… al terminar de escribirlo comenzare a forjar un nuevo curso en mi vida. Un nuevo comienzo…lo llamarían algunos; no muchos seres tenían esa oportunidad, pero ahora yo si lo tenía y no iba a desaprovecharlo... 

En estos momentos me dirijo a la salida del shiten, de la corte oscura.  Pero ahora que lo pienso aunque vaya junto con Xilom, será un viaje de días, ya que había escogido un modo de traslado algo primitivo.
Le había dicho a Xilom, que deseaba viajar como un humano lo hacía. Cosa que en realidad no le llamo mucho la atención, y lo llevo a levantarle una ceja por semejante petición. 

Pero unos segundos después se lo concedió, diciéndole que no sería problema.

Y como siempre hacia cuando le pedía algo. Xilom es mi consorte, y nuestra unión era conocida por todos los de  la corte oscura, como único. Ya que era uno… que la misma diosa Danu... había bendecido.
Cada uno poseía una marca en el hombro derecho, un loto negro… que representaba el símbolo de la unión entre ambos.

La diosa, lo había colocado, justo en el primer momento...en que nos miramos a los ojos directamente el día que me rescato, junto con sus compañeros de lucha.

Pero bueno, volvamos al asunto importante, que me estoy perdiendo en divagaciones superficiales. Tenía que llenar  “el diario”

Sin más largas, después de salir del Shiten y subir a nuestro primer transporte humano; coloque el titulo en la primera hoja del cuaderno...
                                                       Diario de Neiglo  

Segunda Parte

Mire atentamente lo que acababa de escribir y lo repetí en voz alta:

—Diario de Neiglo... hm—murmure para mí misma mientras observe atentamente la hoja. Me pareció bien. No es que fuera una experta en este tipo de cosas humanas... pero desde mi punto de vista; fue aceptable, así que me encogí de hombros y proseguí meditando “Algo, es algo…”

Cuando me dispuse a escribir las primeras palabras; Xilom llamo mi atención, para decirme...que el tren ya estaba a punto de salir, así que me encamine hasta el, fuimos a tomar nuestros lugares en el. El Tren nos llevaría a una ciudad vecina que no conocía, cerca de nuestro destino...

Una vez colocados en nuestros lugares, saque de nuevo el pequeño cuaderno, al que solo pude colocar el titulo hasta ese momento. Lo abrí y de ese modo comencé a escribir a medida que los recuerdos de esos días y de los detalles de mi vida llegaban a mí mente como si fueran visiones…

 Me llamo Gloria Neiva, pero todos me llaman Neiglo o Neiva, mi último nombre significa nieve.

 Mi madre me lo puso y siempre acababa diciendo que ella siempre fue muy creativa y que su idea fue maravillosa.  Por mi parte; bueno.... no intente sacarle de su ilusión ¿El motivo de ello...? 

Pues solo digamos que la última vez que alguien la cuestiono en algo, ella intento probar lo contrario.


Y el sujeto de prueba, termino en una cama... durante varias semanas. Aunque debo admitir que madre, quedo convencida… de que no todos pueden volar... incluso acepto estar equivocada. Así que como verán yo prefiero no arriesgarme… llámenme cobarde, pero al menos no estaré postrada en una cama o peor…

Ahora tengo más de 134 años. No estoy muy segura, ya que no lo sé con exactitud.  La edad, no es importante en donde nací y críe. 

Las hadas, no tienen la costumbre de recordar esas cosas. Dicen... que son una pérdida de tiempo. Por mi parte... no sé qué pensar... creo que me da igual saberlo como no saberlo…

Despues de todo viviré por mucho, mucho tiempo, al menos claro que me asesinen. Sip... yo también lo pienso, es una desventaja, no ser completamente shide o hada. Aunque hay otras cosas peores que morir…créeme.

En las diferentes culturas, nos han llamado por muchos nombres, incluso algunos fueron adorados como dioses, por centenares de humanos en la antigüedad.

Pero volviendo a mi linaje. Mi madre es una cárpato y una mujer lobo. No conozco con exactitud los alcances de estas razas. Realizo este viaje también para saber más sobre mi otra por decirlo de alguna manera, otras mitades y encontrar un lugar al cual llamar “hogar”, tener una “familia” es el término humano para lo que yo busco.

A propósito diario... nunca he estado en el mundo humano, siempre he estado rodeada de hadas de luz y de oscuridad, duendes, brownis, sluags y seres de mi misma naturaleza o la mitad de ella. 

Desde que vivo en la corte oscura, he conocido a los últimos que he nombrado, ya que la primera parte de mi vida, he estado en la corte de la luz y ellos son más especiales, por decirlo de algún modo…sobre los tipos de shide o hada que aceptan en la corte.

En mi opinión, cualquiera de las cortes son iguales. Pero a la corte luminosa,  le guardo un especial resentimiento... 

En una de mis estadías en la corte oscura, escuche un rumor... sobre unas mujeres o hembras —es un término interesante por cierto—que son por citarlos a ellos:

—Como Banshees.... guerreras, tan hermosas... como letales...

Sentí curiosidad por ellas, desde ese momento. También... oí decir a algunos, que aun con su belleza y fuerza, eran despreciadas por su propia especie. 

Las hadas también hacen esto, ya que se creen superiores a los demás...y cualquiera que no sea como ellos, son objetos pasajeros. 

Colocando a los otros, en una misma bolsa…

Las hadas son muy egoístas y solo piensan en ellos mismos, lo que desean o quieren. 

Pero volviendo a donde me encuentro actualmente. Ahora mismo me dirijo a la ciudad de Caldwell; junto con Xilom o Xil; como yo lo llamo. El es mi consorte, en el mundo de las hadas es el equivalente a un esposo. El está unido a mí desde hace ya muchos años.

 El es muy guapo y su sangre... su sangre...es deliciosa. Cómo la más fina de las bebidas. Pero...creo.... que me estoy perdiendo del punto...

Ahora mismo estamos en un tren; rumbo a una ciudad vecina de la que provenían los rumores, para luego llegar ahí. 

Estoy encantada con la idea....un momento, Xil me dice que debo dormir.... que se hace tarde.....

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Levanto mi cabeza del diario... para dirigirme a él, luego la bajo por unos instantes de nuevo y anoto algo, en mi diario, algo muy importante que acabo de recordar y que siempre hay que tener en cuenta cuando se trata conmigo:

Nota para mí: No me gusta que me digan; lo que debo hacer... ya vuelvo.

Tercera parte...

Hola de nuevo Diario, tuve que convencerlo para que me dejara escribir, a veces soy muy convincente cuando deseo algo. Y estoy regodeándome por mis métodos de persuasión contra él.
Hasta tengo una sonrisa en mi rostro ahora mismo; al recordar como lo convencí. Bueno.... bueno, estoy perdiendo el hilo del asunto otra vez...a concentrarse... Comenzare primero, por apuntar mis conocimientos sobre mi origen:

1. Madre; es una cárpato y mujer lobo. Fue recogida por mi padre... en el momento que estaban persiguiendo a mis abuelos. Ellos murieron y mi padre la trajo al mundo de las hadas, las hadas suelen hacer eso. Mi madre se llama Luna (la abuela se lo dijo a padre, antes de entregársela)

2. Mi padre es un hada de la corte de la luz. Un comandante; es un gran honor para las hadas, al menos lo fue hace mucho tiempo, cuando padre entro en la corte. Mi padre se llama Aimon.

3. Cuando le pregunte a Padre de por qué lo había hecho; me dijo que solo sintió la necesidad de salvar al bebe, y así lo hizo. No sintió aquello por los padres, así que no los salvo… —las hadas, suelen ser muy cerradas de mente.... la verdad, en mi humilde opinión.

4. Encontró a la bebe —mi madre— con la mujer —mi abuela— en una cabaña y no pudo irse. Viendo que no podía marcharse y atacaban; le dijo a la mujer... que salvaría a su hija y solamente a ella.

5. La mujer —mi abuela— accedió, sacándole la promesa al hada—mi padre— de que siempre la cuidaría —y no, no sé como convenció a un hada, para que lo hiciera, tal vez padre estaba de buen humor y decidió concedérselo— además estaba el hecho, de que sentía curiosidad... de la pequeña.

6.  Mi padre con el tiempo... se enamoro de mi madre, ella... siempre estaba con él.  Y ella es... hasta ahora como la luz más hermosa en un mundo. Lleno de artimañas y política.

7. Padre está con madre desde que ella cumplió unos 19 años. Me tuvieron unos cuantos años después, y este acto, los caso.

8. Si tienes el hijo de un hada, por las leyes de los shide están casados —como consecuencia, no puedes acostarte con otro y el hada no se divorcia a menos que ella decida renunciar a él.

9. Mi madre no quiso y por parte de padre… pues, le vino de maravilla, ya que el ama a mi madre.
10. Padre a mi… ¿me aprecia? o algo así. El, solo ama a madre.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Me detengo unos momentos y observo lo que he escrito hasta ahora. Estos son unos grandes apuntes pienso para después volver a escribir.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

A medida que iba creciendo, fui dándome cuenta de las diferencias que había en mí y los demás shide o hadas. 

No había muchos niños con quien jugar, decían que era diferente y no me querían cerca —y eso que aun me alimentaba de sangre— estos niños en su mayoría también, eran mestizos, pero entre la raza de las hadas, así que yo era excluida aun mas, al no ser al menos como ellos....

Todos tenían que tolerar a madre; porque ella me tuvo y así se caso con padre, pero eso no me incluía a mí, en el acuerdo por alguna extraña razón que no entendía...

Cuando alcance los 18 años, comenzaron a realizar, otro tipo de ataques contra mí, y a querer retarme a duelos. 

De verdad, algunos si me retaron. Madre logro que padre, intercediera por mí para  que estos no fueran a muerte. Y para lo que me sirvió… realmente los duelos no eran a muerte, pero podrían dejarme herida.... 

Y así morir después de las heridas o de algún ataque. Y técnicamente no estarían rompiendo su palabra, ya que no morí durante el duelo, las hadas se toman, literalmente las palabras cuando les conviene...

Por eso a veces los duelos me dejaban en cama durante semanas. Una vez, un enfrentamiento me dejo dos meses, en cama. 

Tres costillas rotas, y una pierna fracturada. 

Yo utilice mi magia para luchar; aunque la mayoría de mi magia es de defensa y gracias a eso, me salve de alguna herida más grave. 

No soy buena en la lucha cuerpo a cuerpo, pero soy buena con las armas, con todas ellas. 

Cuando cumplí los 21. Deje de envejecer por así decirlo; he permanecido con esa apariencia desde entonces —joven por siempre, excelente realmente— pero eso no me aseguraba la inmortalidad; así que mi juventud durara para siempre pero mi vida hasta que alguien me mate y digamos que no faltan candidatos, pero yo nunca le he hecho nada a nadie, solo naci...diferente a ellos...

Un día, un noble de la corte de la luz se fijo en mí. 


Ya te imaginaras, lo que paso.

Sip, lo rechace porque no me interesaba. No es que no fuera guapo porque era hermoso... igual que todos los shide. 
Pero yo... al mirarlo, solo podía admirar su belleza y nada más, solo eso... y no fue suficiente para mí. Pues déjenme decirles que hay personas que se toman mal el rechazo, y los shide son uno de ellos.

Mando a unos seres bajos del mundo de las hadas a secuestrarme, me encontraron desprevenida. Y solo quien solo soy mitad hada, no pude defenderme contra cinco seres más fuertes que yo. Luche...pero la ventaja que tenían era clara, me golpearon en la cabeza y eso fue todo, la oscuridad lleno mi mundo....


Cuarta Parte

Abrí mis ojos y mire el cuaderno que estaba a mi lado. Me percate que debí haberme quedado dormida en algún punto del camino. Tome el Diario y lo abrí en la pagina que me había quedado. 

Leí que había escrito... y también me fije, que ya no estaba en el tren. Fui a hablar con Xil; para saber donde estábamos. 

Cuando termine de desayunar... me duche; me cambie de ropa y nos dirigimos, al nuevo transporte, una vez sentados decidí continuar escribiendo.....
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hola de nuevo, llegamos a una ciudad  y el tren se averió. Por suerte no en medio de la nada, tuvimos que bajar del tren; pero yo no me di cuenta de nada. Todo esto paso, mientras dormía.

Xil ya había conseguido otro pasaje de tren; para seguir el viaje... ya que por alguna razón; a él no le gusta viajar en avión. Y alejándonos del problema de Xil con los aviones… 

Y como iba relatando... me golpearon y perdí el conocimiento. Aun después de haberme desmayado, creo que me siguieron golpeando.

            Ya que cuando desperté desorientada en una habitación, encadenada de manos y pies que me permitían muy poco movimiento, estaba más lastimada que cuando me desmaye.

Tampoco... es que quisiera moverme mucho, la verdad. 

Después de ese día siempre estaba con heridas, golpes y por si te lo preguntes:

 No, no pude utilizar magia Fae para con  mis cadenas, ni contra mis captores, eran más poderosos que yo en cuestión de fuerza, y  las cadenas eran de hierro, que me debilitaban aun más. Cuando me torturaban, decían que había despreciado a un noble de los luminosos; que este… era mi castigo, por ello.

Estuve allí por tres años.

            Tres largos, tortuosos y horribles años. A veces... por el dolor, perdía la conciencia por semanas, una vez me desperté y ellos tenían heridas de garras mientras otro de ellos ya no tenía... su ojo izquierdo.
Me dijeron que yo lo hice... pero no lo recuerdo... 

El castigo por esos daños fue... no se... como explicar... el horror.... y el tormento, al que fui.... sometida por ello. 

De lo único que era consciente y se volvió parte de mí intrínseca de mí, fue el dolor. Y después de dos años, el dolor y el martirio eran normales y constantes, por decir algo.

Entre en un letargo.

En un estado de inconsciencia ya nada de lo que me rodeaba me importaba. Aunque poco a poco y a medida que pasaba el tiempo... se iban olvidando de mí, por unas horas o a veces por un día incluso. 

Amaba esos momentos... tanto como también llegue a odiarlo, porque sabía que vendrían de nuevo y con ellos; el dolor y el tormento.  

Si no hacia... ningún movimiento o sonido... ellos no me torturaban... si me quedaba quieta y en silencio. 

Pero tenía que comer, y no solo comida...necesitaba... sangre.

Esto de necesitar sangre; lo averigüe después... de que pasara unos meses.... de mi cautiverio. Uno de ellos se acerco a mí sin ningún cuidado y me alimente de él. Y aunque no tenía muchas fuerzas, bebí de él, hasta dejarlo inconsciente al lado mío, tuve una sesión de dos semanas de castigo por ello.

Me llamaban abominación, las cadenas que me sujetaban eran de hierro y repiqueteaban al menor movimiento de mi parte. 

Pero sabían que si me lastimaban demasiado moriría y no querían perder a su víctima favorita. Había durado dos años y medio, todo un logro decían ellos, pero claro un logro para ellos... que mejoraron el alargar el sufrimiento de su  victima... sin matarla. 

Todo este calvario, por rechazar a un noble. Yo... que solo soy una mestiza  ¿quién intercedería por mi ante el rey Taranis? La respuesta a eso era nadie...

 Y así es como yo... pase esos años, sin ninguna esperanza... 

Saben yo estaba enamorada  de Xilom; esa era otra razón para rechazar a ese shide. Xilom era un guardia de mi padre, el era muy hermoso y fuerte, pero también callado. 

Su actitud me atraía... y me intrigaba...al igual que sus ojos... unos ojos que eran de un color tan negro como la oscuridad. 

Ellos; te invitaban a descubrir sus secretos, pero también te avisaban que si no tenias cuidado, podrías acabar ahogándote en ellos y en el... si. Así es como yo lo veía. 

Saben, los ojos son… una ventana al alma, también se dice que las hadas no tienen alma, que son esencias de la naturaleza... y si mueren desaparecen para siempre...

También se cree; que si un hada no quiere vivir más y está cansado de su existencia, este desaparece:

Literalmente. No tienen ganas de vivir y si no les importa nada, solo desaparecen... para encontrar el frio abrazo de la muerte, y esperar...esperar que todo quede en el abismo. 

Pues, yo creo que estaba en ese proceso... cuando pasaron los tres años y por eso fue que ocurrió aquello...


Quinta Parte

Hola diario... hoy estamos en un hotel a las afueras de Caldwell, mañana llegaremos. 

Y Xilom irá a buscar información para mí, sobre "las hembras" las mestizas. Y ya que estamos, en realidad pudimos hacer este viaje más rápido; si el solo nos hubiese trasportado pero yo no quería pero volvió a repetírmelo en una de nuestras paradas.

Pero volví a decirle que yo nunca... he visto el mundo humano e hice un teatro... de que iba a llorar, si me lo decía de nuevo. Así que él y sus dos hombres junto conmigo viajamos como “humanos”. 

Y continuamos nuestro viaje, sin ningún otro comentario, sobre cómo nos desplazaríamos a nuestro destino; y hasta ahora ha  sido un viaje muy interesante los humanos que vi, también eran muy curiosos. 

Pero mejor será que hoy termine de escribir mi historia, sin dar más vueltas. Para así, cuando halle a esas mestizas, comience una nueva vida desde eso momento. Ah, espero poder hallarlas estoy muy emocionada.

Xil, no está muy de acuerdo pero sabe, que es decisión mía y cuando tomo una decisión; no me hecho para atrás—creo que en esto, soy muy parecida a madre.

Además, el nunca ha podido negarse; a una petición de mi parte...y aunque él sea mi consorte y pueda hacerlo... el también me ama y sabe que esto será bueno para mí, para nosotros...

El tiene cosas que hacer también; intentara adaptarse al mundo humano, pero no le agrada mucho la idea. Aun así me acompaña, y lo amo aun más por eso. 

Lo amo, pero esto es lo mejor para mí. Para nosotros; un nuevo hogar, no puedo detenerlo si decide regresar al mundo de las hadas, algunos días. 

En fin el puede acudir a mí, cuando lo necesite después de todo. Por cierto y de e regreso a mi prisión:

Yo estaba, como todos los días; en como los shide, que me tenían presa llamaban, para burlarse de los pobres diablos que caían en sus manos: “mi cuarto” o “mi habitación” —yo lo llamaba por su nombre mi calabozo o mi prisión.

Por allí pasaban muchos shide de distintas clases y partes del shiten y de diferentes razas. Creo que mis captores, eran como unos mercenarios, nadie sabía de ellos realmente, pero había rumores sobre lo que hacían, siempre los hay...

Esa mañana mis captores, no me habían hecho nada aun. Seis horas creo, de lo que se podría llamar descansó, solo para volver a empezar y dar paso a más dolor.

 Es mentira que uno se acostumbra al dolor, lo aceptas, si. Al igual que un hecho que no puedes cambiar, y lo soportas... pues sabes que viene; siempre lo sabes si es que estas allí tanto tiempo... como yo lo estuve.

El primer año, no paraba de llorar y gritar. En el segundo año, las lágrimas disminuyeron, pero los gritos; que salían de mi garganta, gritos que destrozarían a cualquiera escuchar, no cesaron, pues siempre ideaban algo nuevo.

Su arte, lo llamaban ellos, se creían artistas los muy infelices. Y ya que sobreviví tanto tiempo a sus torturas, estaban orgullosos de lo que llamaban su obra; para mi... solo eran unos asquerosos bastardos. 

Aun... se me ven las cicatrices de las heridas que me  dejaron, de las miles de torturas que emplearon en mí. Me curaba...si. 

Pero lentamente sin ninguna ayuda, y mi sangre mestiza, no ayudaba a mi ya de por sí, lenta capacidad de curación. Así que sí, tengo cicatrices en todo mi cuerpo. Que ahora... no son más que finas líneas, pero las cubro con encanto. 

Xilom dice que no le importa, que son cicatrices que llevo como la guerrera que soy, su guerrera y nunca ha demostrado lo contrario, para el soy hermosa. Sus palabras siempre me llenaron de apoyo en el tiempo que me llevo recuperarme de todo aquello. Pero lo que paso... ese día no fue, que se olvidaron de mi o de algún otro desafortunado.

Pero yo realmente no escuche mucho de lo que estaba pasando a mi alrededor. 

La batalla, que se libraba fuera de mi prisión.... por lo golpeada que estaba, de la sesión del día anterior, ni siquiera podía abrir bien mis ojos, sobre todo el derecho. 

Y  Si... estaba encadenada. así que no trate de moverme, yo solo me oville en una esquina, todo lo que pude, ya que realmente no tenía otra salida,  estaba un poco alejada de la misma y las cadenas no eran largas. 

Y como les comente anteriormente las peleas cuerpo a cuerpo, no son mi especialidad, denme armas, y si podría hacer algo...o magia, pero en lo demás.... solo que nunca pude aprender... 

No se me da, pero mi estado físico, siempre fue muy bueno, al igual que mi resistencia, y el que haya sobrevivido a ese infierno, lo prueba. Y como iba relatando, me pareció extraño... que ni siquiera me hayan tirado la comida o algún pobre desafortunado para alimentarme... 

Y cuando me concentre, escuche un ruido... algo lejano... parecían ¿gritos?

—Uno nuevo… pensé primero pero luego se fue haciendo un poco más claro—Mm....no, no es eso, es... ¿una batalla? -pensé por mis adentros. Se preguntaran si tuve alguna esperanza de que me encontrarían o por lo menos que me dejaran libre, pero no... 

En ese momento, no pensaba en nada. Digamos que mis lágrimas, se habían secado ya hacía mucho y también mi optimismo… al igual que mis gritos ahogados y  gemidos. Me resigne... a que ya, no serian escuchados... Para mí, solo existía el dolor y la agonía. Mi existencia... era solo llenada por el dolor desde que fui apresada en ese lugar. 

Y entonces sobrevino el silencio en todo el lugar y luego... 

Luego un lamento... uno triste lleno de sufrimiento, que ni siquiera los mortales resistirían escuchar, y que haría que en un instante se encogerían sus corazones de tristeza y desesperación.

Incluso yo... en mi mundo, rodeado por el dolor. En un estado, en el que ya no me interesaba casi nada, reaccione ante ese llamado, algo se removió dentro de mí.

Mi magia reacciono a ese lamento, debía pararlo... confortarlo, no deseaba escucharlo más…
­—¡¡para¡¡ para¡¡ para ¡¡ -dije, lo más fuerte que podía. Pero yo sabía, que solo salían susurros de mi boca  — ¿por qué? - me pregunte — ¿por qué ahora?

Ahora… que comenzaba a desear... que al fin la muerte la alcanzara, y que ya nada afectaba mi corazón.

 Y en verdad que ya nada sentía, pero ese grito de lamento que escuchaba a las afueras de donde la tenían, hacia que sintiera de nuevo. Que algo dentro de suyo...se removiera, al igual que sus ganas de aliviar ese dolor crecían...pues no lo soportaba—¡¡para¡¡ —quise decirle... no me atormentes mas... —quería gritarle a ese ser; pero aun así, no podía... 

Ya no tenía fuerza y las lágrimas que pensé  jamás saldrían de mis ojos de nuevo, estaban cayendo por mis mejillas. Y en ese momento... una luz apareció en la oscuridad, esa claridad debería haberme dañado. 

Pero no lo hizo... al contrario, parecía consolar mi corazón. En ella, estaba la figura de una mujer, era hermosa, pero... por más que siempre quise recordar su rostro en mi memoria, nunca pude hacerlo.

Pero mayormente, porque casi no podía ver bien, de los golpes que recibía a diario, y apenas recuperaba mi vista, era golpeada otra vez.

La figura de aquella mujer me miraba... como madre me miraba, con amor, Nadie me miro así nunca... solo madre, ya que ni siquiera padre, lo hizo y fue entonces... que ella me hablo y su voz era dulce a mis oídos. Me dijo, que cumpliría el deseo de mi corazón por todo el  sufrimiento que había tenido. Pero si lo hacia la consecuencia sería que me uniría a la persona que el shiten decidiera, sería mejor para mí.

Y que el dolor de aquella persona desapareciera. Era mi deseo, así que yo acepte. 

Yo que nunca he confiado en nadie, acepte.... era como si no pudiera aguantar oír ese sufrimiento, tenía que pararlo a cualquier precio, y esa mujer, transmitía tanta confianza. Quería que me abrazara, quería el abrazo de mi madre... como... cuando era pequeña. 

Pero en vez de eso le dije mi deseo, quería que ese sonido parara.... que yo, no soportaba que alguien sufriera así, cerca de mí, y le advertí a la mujer que encontraría un lugar, en donde fuera sea este y ayudaría a otros con mi magia pero que, quien estuviera conmigo debería seguirme. 

La diosa solo sonrió dulcemente y me dijo que esa persona, caminara incluso en el infierno conmigo —en ese momento yo lo dudaba—  pero que..... Aun había otra cosa más. Ella me pediría algún día un favor y debía aceptar lo que me dijera que hiciera...o algo así. Y con eso, la mujer desapareció y con ella mis cadenas, luego, solo oí su voz decirme:

—si le das un beso, su dolor se ira... y se esfumo como si solo hubiera sido una ilusión.  No volví a saber de esa mujer...pero siempre la llevo en mi recuerdo.

*Xilom me dijo que era la diosa Danu, que ella nunca deja olvidados a sus hijos, y que yo soy una shide, un hada sin defectos, tanto para la diosa como para él.

Cuando mis cadenas desaparecieron, me provoco un terrible dolor, tenía heridas en mis costados y cortes de diferentes formas por todo mi cuerpo que sangraba, pero ya no mucho.

Y la mujer —que en  ese momento no sabía quién era— ¿pretendía que yo fuera... hasta aquel ser que desprendía ese lamento, por su propia cuenta?

—Yo y mi bocota, yo y mi corazón que aun no aprende—me maldije mentalmente y comenzó a andar, hasta esa criatura.

La promesa me fue hecha y yo de verdad, no pude soportar equel sonido, por alguna razón inexplicable yo solo quería llegar hasta él. 

Pero moverme, solo hacía que mis heridas dolieran como el infierno— y mas bien no anduve, sino que me arrastre con mis manos llena de heridas por el suelo— curiosamente el lugar  donde me tenían... no era grande, solo habían seis habitaciones, un salón que te mostraba las seis puertas  y la sala de tortura en el fondo.

Como yo aun estaba sola en mi celda, cuarto o lo que sea, me fue digamos... y utilizo esta palabra muy ligeramente “fácil”, llegar hasta el dueño de ese lamento.

 Y cuando alcance la entrada de la puerta, lo vi por primera vez...

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Alce mi vista ya que Xilom me llamaba...y me sonrió cuando lo mire. Luego subió su mano hasta el cuello de su camisa y la hizo a un lado, exponiendo su delicioso...cuello.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Un momento... me llaman, me voy a “cenar“…                                                                                   Mmm......y vuelvo.....



Sexta Parte

Donde estaba...ah... claro, lo vi. Fue la primera vez que coloque mis ojos frente a una criatura así. Vi una enorme bestia.

Un animal, parecida a bueno; los humanos lo compararían con cerberos, el perro guardián del infierno. 

Y por un momento no supe que hacer y solo me quede observándolo fijamente en medio de lo que fue el campo de batalla. 

Con la oscuridad rodeándolo como si fuera parte de él. Como si le diera la bienvenida. Se alzaba poderoso, mientras los que parecían sus aliados, estaban heridos de gravedad.

Mis captores yacían muertos y despedazados. Al verlos… No sentí nada, como pena o algún otro sentimiento de horror parecido. El que me mando a ellos, merecía también aquel destino y tendría que pagar algún día.

Así que no pude evitar el pequeño goce de satisfacción al verlos  así, porque ya no me dañarían más. 

Y aunque una parte de mi mente,  registraba todo eso, no pude apartar mi vista de eso o ¿era él? No estaba segura, pero se alzaba frente a mí, a unos metros y  la muerte lo rodeaba, la oscuridad era su dominio, su mundo...

Esa fue la impresión que recibí al observarlo. A muchos, ver tal imagen le causaría temor, angustia o simplemente al verlo se volverían locos, si tan solo vieran lo que yo vi en ese instante. 

Un humano normal jamás podría registrar algo como eso en su mente. Simplemente lo destruiría, y después lo supe, instintivamente supe lo que era, quien era <> susurro alguien en mi mente.

Más tarde, descubría que esa voz era mi guardiana lobo. Mi yo lobo, que surgía para salvarme de los horrores que era sometida, día a día durante esos largos tres años.

Según la mitología, los cazadores de la jauría salvaje, son incluso temidos por los shide, ya que son los que se encargaban de hacer... cumplir con las leyes del mundo de las hadas. 

Este tipo de seres, hoy en día se suponían, que ya no existían. Ya que por alguna razón esa magia antigua, fue desapareciendo, sabrá la diosa porque....

Pero bueno, mejor continúo; En ese momento sentí que también yo, debería haberme horrorizado. Pero eso no era lo que sentía en ese momento. 

Solo que debía alcanzarlo y calmar su dolor, así que fui a él. Parecía muy perdido en su dolor, así que me acerque lentamente. Cuando lo hice, no le di tiempo de reaccionar, con todo el dolor de mis heridas, me abrace a su cuello y le di un beso en la mejilla. Estaba en la forma, de un sabueso de la jauría y solo lo alcance porque estaba con la cabeza gacha. 

Y una luz surgió de nosotros en ese momento. Pude sentir como el poder entre nosotros curo sus heridas y el de los que estaban a mis pies y en el instante en que comenzó a brillar, tomo forma humana. Yo en ese momento recuerdo haber pensado  <>  Y cuando la luz se hubo ido, vi su forma. Era él, el shide... del que yo estaba enamorada desde que tenía 15 años.

Y cuando vi sus ojos, tan negros como una noche sin luna, y esos ojos... que me observaba como si yo fuera todo su mundo, lo supe por alguna razón. Supe que el había venido por mí. Pero cuando esa luz desapareció, mi hombro derecho pareció arder, remplazando al resto del  dolor. 

Y ya no pude aguantar. Caí en la inconsciencia y deje que la oscuridad me llevara.....

Septima Parte

Un mes después, desperté en un cuarto que no reconocí. Y el estaba junto a mi cama, Xilom mi amado, me había recatado pero a un precio muy alto.

Me conto que el prometió que serviría a la reina Andais por cien años. Eso fue el precio para así el  poder rescatarme de aquel lugar. También que estuvo todos esos años buscándome, y hace solo unas semanas que logro una pista, y que fue exiliado de la corte de la luz, por intentar localizarme. 

Un momento; ya nos vamos de este hotel. Tomaremos un autobús ahora

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hola de nuevo diario, me ha resultado difícil intentar escribir en el autobús, así que no lo hice. Pero ahora, ya estamos alojados en el hotel y mientras conseguimos pistas de nuestra búsqueda, continuare colocando mis últimas memorias de ese día:

A donde estaba,  ah... si Xilom, el cuarto... el me explicaba cosas, bueno.

Me siguió explicando, todo lo que hizo para hallarme y que un arma muy antigua apareció justo en el costado de mi cama y puede transformarse, en el arma u objeto que yo desee, también que apareció una marca de compromiso en mi hombro y en el suyo: que estábamos unidos apartar de ahora solo si yo lo deseaba, que la marca no me obligaba a nada y si yo quería...

Solo tuve que sonreír a eso... 

Yo ya lo amaba y la diosa me había concedido mi más preciado deseo, estar junto a él. Siempre le estaré agradecida. Pasaron los cien años y estamos libres, vivimos en la corte oscura aun después de pasado el tiempo de los cien años 

Me sentía más o menos a gusto ahí; y fue cuando escuche lo de las hembras que luchaban en una ciudad en el mundo mortal… 

Ahora estoy escribiendo esto, desde un hotel en la ciudad de Caldwell. Solo espero encontrarlas y saber si podría unirme a ellas...

Mientras, Xilom crea un  punto medio para estar juntos, con los de nuestra clase, yo solo espero encontrar un lugar al cual llamar hogar y que me acepten y hacerme fuerte, por que aun no lo soy, aun con todos los conocimientos que he adquirido en la corte oscura.

He aprendido cosas que harían a mis captores parecer novatos, el dolor te muestra solo dos caminos o lo superas y te vuelves mas fría ante el o renuncias a y acabas muerto, yo opte por lo primero...

Y aun esta el pedido de la diosa. No sé que me pedirá de mí....una mestiza. Yo tengo poderes de defensa, y un arma que es de temer. También soy una terrible luchadora en lo que respecta al cuerpo a cuerpo. Confió demasiado en mi magia, que puedo decir soy un shide; mis emociones, aunque siempre las controlo, a veces se salen de proporción.  

Pero yo... solo puedo estar segura de una cosa, que hasta ahora... mi viaje apenas ha comenzado…

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 
Deje el diario sobre una mesita de noche y pensé <>

Me levante de la cama y rememore todos aquellos recuerdos que ahora estaban escritos en ese cuaderno. Los acontecimientos que cambiaron mi vida pasaron por mi mente como si fueran imágenes. 

Eso me llevo a reflexionar, acerca de lo que había aprendido a lo largo de mi vida:

 Uno; es que las apariencias engañan y que por más que creas que estas en la luz y que en ella podrás ver mejor lo que lo harías en la oscuridad, no te engañes, porque para un hada de la luz el horror puede ocultarse en la belleza...
Dos: una vez que te atrapan y aunque te des cuenta de lo que sucede, no podrás escapar de ella, ya que la luz te cegara con su belleza. Y te aseguro, que hasta tu último aliento te sentirás en la gloria, si así lo desean. Y aunque una pequeña, pequeña parte dentro ti estará horrorizada, no lo notaras...

Y Tres: Que al menos con la oscuridad, sabrás en algún punto que esperar, pues... aunque siempre tiene algo que ocultar, cuando se muestra te deja ver todo lo que es y estas alerta e incluso tendrás una oportunidad de correr, aunque no puedas llegar más lejos de lo que esta te permita.

Así que ¿que es bueno o malo entre las hadas? Pues el concepto de lo bueno y lo malo no existe entre las hadas, es un sin número de probabilidades complejas; así que mejor olvídalo, no trates de entenderlos. Solo aléjate de ellos si no sabes las reglas porque al fin y al cabo ¿quién puede detener la naturaleza de las cosas? Pues nadie. 

Pero puedo darte un último consejo. 

Uno muy en serio, no te pongas en mi Camino. 
Solo.....
Corre.... porque yo, soy la luz en la oscuridad.....






Luz y Oscuridad ¿realmente puedes distinguirla?

6 comentarios:

  1. yo siiiiiiiiiiii puedo distinguirlaaaaa eres luzzzzzzzzz porque eres genial!!!!!

    ResponderEliminar
  2. bueno kari...en realidad para las hadas la luz y la oscuridad son igual de temibles...ajajajjjjajaj
    pero gracias¡¡¡¡¡¡¡ (ojitos brillantes)

    ResponderEliminar
  3. Soy, la luz..la hermosa y mortal luz... jaujauajaujauajauajuajaujauajuajauajauajua...
    ejm..
    (tose, tose, se va silbando...)

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajajajaja pero primero eres mi guardaespaldassssssss y a mi no me haras nadita proque me quieressssssssssssss

    Kari saltando de felicidad

    ResponderEliminar

Ahora decide: tus palabras o tu alma ¿cual eliges?

trucos blogger