Princesa del Cielo

Mi foto
Asunción, Paraguay
Hola, soy una amante del chocolate y de la lectura paranormal. Me gusta leer, escribir e introducirme a los diferentes y fascinantes mundos que existen dentro de los libros.
Curiosidades (14) Ejecutora (16) Nimue (4) Photoshop (10) Premios (20) ROLL (24) Sharon (16)

sábado, 23 de abril de 2011

El Reflejo de la Luna II Parte 3


Saron III

En este momento quisiera llorar por las cosas que he perdido en mi vida… pero de nada me serviría. Decisiones, decisiones… de ninguna me arrepiento, después de todo cada una me ha enseñado una lección.

—Que nada es eterno…en nunca confiar…y jamás entregar mí corazón… Son duras lecciones; lo admito, pero las he aprendido. 

Pero ¿Qué pasaría si alguien lograra atravesar esas barreras? Espero, nunca llegue ese día.  
Porque seguramente me destruirá...
________________________________________

Sharon estaba asomada en el borde de la cascada… mirando cómo caía el agua a raudales.
Le encantaba observar la naturaleza, sobre todo cuando estaba inquieta; era también la mayor diversión que tenía. Era como adentrarse en otro mundo, uno donde solo se encontraba ella…sin límites… podía imaginar cualquier cosa que deseara y solo ser ella.

Pero hoy, no encontró la calma habitual que encontraba en sus paseos. Había otras cosas rondando dentro su cabeza, como que… ya habían pasado, más de unas tres semanas desde que vio a Alexander.  Y desde ese día su tío estaba más callado de lo normal. Eso le preocupaba también…

Cuando llego a casa  después de su accidentado encuentro con Alexander; se debatió en si decírselo a su tío o no, pero finalmente se lo dijo.  

Su reacción fue y no fue la esperada. 

Por una parte se sintió enfadado e incluso molesto. Pero después,  la miro y abrazo, le dijo que no confiara en esas criaturas… Que no quería que acabara como su madre… que la amaba, como si fuera su propia hija y no quería que resultara herida. Pero eso fue todo…

Cosa que le sorprendió. Sobre todo… porque después de lo alterado que estaba, solo dijo:

— No confíes en ellos…—esas fueron las palabras de su tío y lo dijo con una mirada tan fiera en sus ojos. Nunca lo había visto así…pero eso fue todo. Sharon sintió en su corazón, que su tío la encerraría si pudiera en una caja y que le prohibiría todo contacto con la otra mitad de su especie.
Pero tal vez creía que si se lo prohibía ¿ella lo haría de todos modos? No imposible, ella le haría caso a lo que decía su tío. O eso cría. Fuese verdad o no, ella no sabía precisar en ese instante, cual sería su reacción. 

Se llevo las manos en la trenza y comenzó a jugar con su pelo…un gesto nervioso. Y siguió reflexionando sobre todo lo que ocurrió el día, en que vio a Alexander. 

Un largo suspiro salió de sus labios, mientras meditaba… “No podían mudarse ahora, no habían ahorrado lo suficiente aun. Además, no es como si no pudiesen escapar de un vampiro ¿Pero quien decía que estaba solo? Eso no lo sabía con toda seguridad” Bueno, y aunque estuviera solo…  que quería Alexander de ella. 

Y otra cosa; no estaba tan segura de la habilidad de los vampiros. Nunca había tenido contacto con uno, no antes de Alexander y el era humano cuando lo conoció…
 
“¿Las habilidades que poseían no eran muy desconocidas para ella verdad?” se pregunto “Hm… Mas o menos” reflexiono. Las que ella poseía, eran sorprendentes… no podía imaginar cómo serían los de uno, que fuera totalmente vampiro…

Sintió que el aire que la rodeaba se electrifico. Pequeños relámpagos se formaron en torno a ella. Se escabullían por entre sus pies y la rodeaban. 

Se impulsaban como ondas en el agua; fuera y dentro en un círculo en torno a ella… Cuando lo percibió, cerró los ojos y alzo su rostro hacia el cielo abriéndolos nuevamente. Para calmarse, concentro sus pensamientos en el radiante y cálido sol que le baño el rostro delicadamente y en las nubes del Cielo, había muchas ese día.

Se recostó ahí mismo sobre las rocas. Ya estaba casi sentada así que lo hizo lentamente. Concentro la energía que salía de su cuerpo y la domino rápidamente. No fue mucho problema, controlarlo era como respirar… tan fácil, como cerrar una puerta dentro de ella… lo pensaba y listo. 

Esto no le pasaba siempre, solo a veces  cuando sentía inquietud y no prestaba atención. Había descubierto que su cuerpo desprendía una gran cantidad de energía y que incluso alteraba un poco su apariencia. 

El  habitual color ámbar pálido de sus ojos, era suplantado por uno dorado… como el del oro fundido. Cerró los ojos ya que el color de ellos había vuelto a su tono normal. 

Y volvió a pensar en el. “No sabía qué hacer ¿Alexander no volvería? ¿Por qué se presento ante ella; si no la buscaría otra vez? ¿Solo fue una coincidencia…? ¿Qué debía pensar?”

Estaba confundida respecto a los sentimientos que tenia por Alexander.

“¿Seriamente quería verlo de nuevo? No. Si. Ya no lo tenía claro. Después de todo fue su primer amigo, pero era humano entonces ¿cambiaria eso algo?  Le gustaba su forma de ser. A aparte de lo que ahora era ¿Había cambiado en algo después de estos años?”

“Por qué era un vampiro ahora… ¿cierto? Si. Lo era y no es como si hubiesen pasado muchos tampoco ¿verdad?” Pero no había dudas en ella, en que él, era otra cosa ahora.

“¿Cómo le paso?” Sacudió la cabeza despejándose de todos los pensamientos que tenía… eran inútiles. 

Era como querer sostener la luna… mientras esta se reflejaba en el lago… podría llegar hasta ella pero no la tendría en sus manos. 

Era solo un reflejo, una ilusión. 

Y ella quería recibir respuestas reales, no del  Alexander que su mente podía especular o imaginar. Eso provoco otro suspiro de cansancio. Trato de ya no pensar en él y coloco los pies en el agua al borde de la cascada. 

El agua ahí abajo era profunda, como para sumergirse…cavilo esa idea; y no hacia frió o al menos no para ella. Reviso el área con sus sentidos y no hallo nada, salvo unos animales a unos cuantos kilómetros y aves sobrevolando el lugar. 

Eso lo decidió. Se quito el vestido y se quedo con en ropa interior, que eran según ella como una segunda ropa. Miro hacia abajo una vez y se lanzo al vacio, sumergiéndose en el profundo y calmante abrazo de las aguas.
_______________________________________

Alexander se encontró intranquilo, algo preocupado. Hoy  podría encontrarse de nuevo con Sharon. Así que fue a su casa, solo siguiendo un rastro y su aroma. 

Suspiro con nostalgia al recordar eso. Olía como a rosas, al vino más delicado que existía. Pero no la hallo “¿En dónde podría estar?” se pregunto, mientras recorría los alrededores de la casa. 

Entonces recordó que a Sharon le encantaba pasear por el bosque sola. Al rememorar eso pensó en la vez en que la conoció y le había preguntado si estaba pérdida… eh incluso, que el lugar donde se encontraban era peligroso, sin imaginarse que el ser más peligroso ese día, en aquel lugar era ella, con su doble naturaleza.

Cuando la vio ese día, pensó que nunca había visto una criatura más hermosa en toda su vida.
Se movía con mucha gracia, aun cuando en un primer momento solo vio la mitad de su cuerpo, ya que se hallaba tras un árbol… y después de eso, le embargo la vergüenza… porque le había apuntado con el arco. 

Debió haberle parecido sospechoso que ella no mostrara miedo, pero no fue así. Lo único que podía ver eran sus ojos…  y que estos estaban posados en el, concentrados en el. 

“Era como una ninfa del bosque, un hada…” sonrió para sí mismo por lo que había pensado en un primer momento. 

Lo extraño es que lo único que recordaba de su vida humana era a ella. Porque no recordaba el rostro de quien lo convirtió. 

Cuando empezó a pensar como algo más que un animal; con sed de sangre, solo recordaba a Michael y que este le ayudo. Le dijo que lo encontró en un estado lamentable que era muy descuidado, que estaba perdido pero que le ayudaría a controlar su naturaleza… y el, había accedido a ello.

Camino un poco mas pensando en muchas cosas, no sabía por qué ahora empezaba a traer a colación esos recuerdos. Tal vez solo fuera porque había visto Sharon de nuevo. 

Se veía igual que cuando la conoció. No había cambiado nada. Aun lo deslumbraba con su belleza, con el sonido de su voz… el convertirse en un vampiro solo había amplificado sus sentidos y también el fuerte sentimiento que lo embargaba cada vez que la veía.

El sabía que la amaba, pero nunca se lo dijo… ¿Temor al rechazo, tal vez? Si, fue eso en un primer momento, no se creyó digno de ella, y tampoco que lo aceptaría, pero ahora tenía una perspectiva diferente de todo “¿Qué había cambiado?” No lo sabía, pero ahora era como ella, bueno más o menos. 

Ella era única y Michael le dijo lo mismo. Le conto toda la historia que vivió, le dijo que había estado protegiéndola, pero sin que ella se enterara de nada, que temía al rechazo que ella pudiera tener hacia él, por haber abandonado a su madre. Michael le dijo que cuando conoció a la madre de Sharon ya no era humano, y debía alejarse de ella o le traería problemas.

 Jamás la hubiera abandonado de otro modo. Incluso que la hubiera convertido. Y por último, le confesó que estaba enterado de su amistad con Sharon, es decir; cuando era todavía humano… y que por eso principalmente lo ayudo…

El hilo de sus pensamientos se corto de pronto al notar el rastro de ese suave aroma, tan peculiar que se quedo había quedado grabado en sus sentidos, en el mismo instante en que la vio.

“Esta vez no dejare que huyas. Te lo contare todo. Deja que me acerque; Sharon. Por favor…”  fue lo último que pensó cuando emprendió el camino para encontrarse con ella.

4 comentarios:

  1. excelenteeeeeeeeeeeee.... como me gusta llegar prender el compu y tener cosas para leer!!!!!

    me encanto Nei.... Sharon me cae muy bien ( pero solo para que sepas.... thyare es mas lindaaaa jajajaj) ok, pasado el aviso ..... me encantaaaaaa

    Alexander como le creíste a Michel si él es malooooo.... snif, snif..... como me hacen sufrir... pobrecito.... Sharon!!!! si no te aplicas te veran desnuditaaaaaa.... bueno... en ropa interior jijijijijiji....

    cohinonaaaaaaaaaaaaa jajajajaja ya quiero la otra parteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  2. ajaajajajajajjaajajajjajajaajajajaaa....

    Sharon: Gracias kari y tienes razon alexander fue un tontooo. . .ajajajaj -_-

    Gracias karii

    ResponderEliminar
  3. me encanto la fotoooooooooooooooooo de la princesa oscuraaaaaaa

    ResponderEliminar
  4. gracias¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ aplauso

    ResponderEliminar

Ahora decide: tus palabras o tu alma ¿cual eliges?

trucos blogger